Se encuentra usted aquí

La Hamburguesería 15 años – Un festejo a doble cañón

La Hamburguesería 15 años – Un festejo a doble cañón

Referentes del rock nacional en el cumpleaños de la cadena de restaurantes
La Hamburguesería 15 años – Un festejo a doble cañón

Sábado 24 de febrero de 2018
Club Bellavista Colsubsidio

La Hamburgusería es una cadena de restaurantes que desde la década pasada se estableció a lo largo de la capital colombiana. La variedad de su menú es servido en un espacio donde la decoración y grato ambiente han cobijado al rock local. Sucursales como la Calle 85, Usaquén, Ciudad Salitre o Chía, han tenido tarimas nutridas de público apreciando a varios de los nombres que construyen la escena musical del país. En cabeza de este propósito ha estado el señor Alejandro Pardo, a quién bien vale la pena mencionar. 

Con una movida cartelera de artistas y géneros a través de tres lustros, La Hamburguesería decidió convocar a algunos de lo nombres más importantes en un solo concierto que se extendió por más de catorce horas. El lugar elegido fue el Club Bellavista Colsubsidio, cómodo espacio donde el año pasado se llevó a cabo la primera versión del festival Cosquín Rock y ahora esta fiesta.

Las actividades partieron temprano, con Vulgarxito, un power trío dominado por el heavy blues, a la vez que uno de esos grupos que han dado toda una vida sobre las tarimas de los bares de la ciudad. Eléctrico y vibrante, Jorge Luis Vanegas y los suyos cumplieron como acto de apertura con todos los fierros. Le precedió No Soy Un Robot, una formación de veteranos músicos de grupos como Seis Peatones y Superlitio que recientemente dieron su primer concierto bajo este apelativo, precisamente en La Hamburguesería. Liderados por Andrés Cardona, la banda expuso un sonido denso y experimental que imprimió una buena partida a la jornada. 

Rompiendo el esquema, Los Rolling Ruanas están llamados a ser claros animadores en cada cita que se les presente. Sus ruanas y alegre espíritu llega al público en clave de carranga-rock. Material propio con sorprendentes covers ejecutados con tiple y guitarra acústica pusieron a bailar a más de uno al mejor estilo campesino. Por su lado Hora Local cuenta con un trayectoria que se remonta a los años ochenta, con una propuesta ácida en sus líricas bajo el espíritu del rock-pop ibérico de aquella década. En algunos pegaron los sardónicos temas de Eduardo Arias y compañía, otros simplemente no estaban con tanto humor. 

Apoyados por una buena fanaticada adepta al ska, Los Elefantes entretuvieron con sus contagiosos ritmos. Les sucedería la “¡alegría!” que caracteriza a Fernando del Castillo en las vocales de 1280 Almas, todos unos pesos pesados del rock en la ciudad. Su repertorio es de sobra conocido por muchos, y eso se evidenció en los coros y aplausos. Caso contrario resultó Pernett, un cantante de champeta electrónica que a pesar de su apuesta tropical nos hizo a más de uno ir a buscar una buena hamburguesa. 

Los Makenzy es un trío con un sonido vintage, cargado de sentimiento y que hoy sinceramente se percibió fuera de onda con el festival. Su actuación hizo que varios se sentarán e incluso armaran conversación aparte. Los Makenzy posee un show de calidad para ser apreciado con suma atención, en eventos masivos como sucedió aquí, su propuesta se difumina. Fatso por su lado apuesta a los vientos acompañados de una vocal bastante peculiar. Esta propuesta bogotana vivió un gran momento cuatro años atrás, hoy aunque continúan elegantemente vestidos su música no parece tener tanta chispa festivalera. Algunos bostezos acompañaron sus nostálgicos temas. 

Las emociones retomaron con La Derecha, otra de las grandes bandas que han escrito la historia del rock colombiano. El cantante Mario Duarte con su carisma supo echarse rapidito el público al bolsillo. Los clásicos de su efervescente rock latino sonaron a punto. Sin duda es uno de los grupos a los que ha valido seguirle la pista todos estos años. 

Firmes en el propósito de hacer bailar a la gente con puro rock n’ roll se presentó The Hall Effect. Grandes animadores en diferentes puntos de La Hamburguesería, esta noche entregaron un show con mucha potencia. Acto seguido el buesman Carlos Reyes invitó al descontrol con la electricidad de su guitarra. Entre sus temas que han alegrado varias noches de amigos y alcohol, Reyes también ofreció material fresco de lo que será su nueva producción. Un gusto atestiguar el gran momento que vive un hombre que vive por y para la música. Odio a Botero causó sorpresa con su reaparición. A pesar de haber anunciado que “colgaban los guayos” hace un par de años, el combo capitalino atacó con su hilarante punk rock haciendo suya a la audiencia. 

El remate del evento tuvo color con el funk de los caleños Superlitio, una agrupación a la que le corre sabor por las venas. Les siguió Lospetitfellas, quienes recientemente publicaron una nueva producción discográfica donde se percibe su amalgama de influencias urbanas. Systema Solar están hechos para la rumba con su estrambótico performance. El colofón llegó con unos inspirados Burning Caravan donde la interacción entre circo y folk hizo que el corazón de muchos se ensanchara. 

Este sábado con esta maratón de artistas colombianos pasará la historia. Un cumpleaños con canciones a todo volumen que han acompañado a los comensales de La Hamburguesería, la casa del rock n’ roll en Bogotá. Hoy son quince, ojalá mañana celebremos muchos más. 

Pablo Padilla W.
Fotografías: Yesid Sandoval 

Galería fotográfica

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Primer encuentro sobre la música en vivo en Bogotá 1 día 11 horas
Galeria A.n.i.m.a.l. A.N.I.M.A.L. 5 días 13 horas
Shows A.n.i.m.a.l. A.N.I.M.A.L. – Fuerza para aguantar 5 días 17 horas
Novedades Gary Numan Gary Numan visitará Chile por primera vez 1 semana 16 horas
Novedades Así será el Día de Rock Colombia 2018 2 semanas 3 horas