Se encuentra usted aquí

Manizales Grita Rock 2016: Duro de matar

Manizales Grita Rock 2016: Duro de matar

El Eje Cafetero vibró con una nueva edición del festival
Manizales Grita Rock 2016: Duro de matar

Sábado 15 y domingo 16 de octubre de 2016 
Expoferias – Manizales 

Manizales Grita Rock es un festival que arribó a su undécima edición de puro milagro. Y no precisamente por una intervención divina, ya que muy seguramente son las gentes más piadosas las que deseaban enterrar este evento por el que han desfilado bandas como Suicidal Tendencies, Testament, La Pestilencia o The Hall Effect, entre tantísimas otras. 

Tras ajustar diez exitosas ediciones con una asistencia de más de 30 mil personas en la última realizada el año pasado, las autoridades gubernamentales de la capital caldense no deseaban dar mayores recursos para la realización del festival. Curioso que mandatarios erigidos por puro populismo no encuentren grato y necesario que los jóvenes de diferentes puntos del país confluyan para disfrutar de arte en una ciudad que se denomina como “de puertas abiertas”. ¿A quién le deben sus obtusas decisiones? 

Quizá en sus días como presentador del edificante programada televisivo “El despecho”, el  actual alcalde Octavio Cardona León nunca conoció de la cultura rock, del valor de la música más allá de abrir una botella de aguardiente y echarse a la pena, o sencillamente entender que su deber como mandatario va más allá de darle gusto a los de su clase: gente que aplaude la matanza cobarde de toros y la coronación ridícula de mujeres bonitas. 

Todas mis felicitaciones para Rafael Echeverri, director de Manizales Grita Rock, y al extraordinario grupo humano que le ha acompañado en esta gesta de consolidar un valioso festival de rock entre las montañas de los Andes. También al público que este año se acercó y pagó una entrada —por una pequeña pero meritoria suma— para vivir una celebración a la que ya estamos acostumbrados y no queremos perder. 

Primer día 

Por la complicada situación mencionada previamente esta vez no hubo espacio para el proceso de selección de los grupos nacionales, quiénes enviaban su material e ingresaban al cartel a través de masivas eliminatorias en vivo. Sin embargo el talento local estuvo presente de nuevo con conjuntos de la ciudad y algunos de gran impacto nacional. Sin ir más lejos los legendarios punks de Medellín I.R.A. nos recibieron a media tarde con toda la energía que conlleva su repertorio. 

Cuando la lluvia más arreciaba la banda de Mónica Moreno y David Viola supo plantarse para sacudir a los presentes, que se abrieran los cielos y el sol alimentara el resto de su show. Es una banda concreta y certera, de la que muchos conocen cada estribillo, cada mensaje entre líneas, y donde la empatía del público y sus integrantes es magnética. 

En la noche tuvimos la oportunidad de ver otra actuación de La Pestilencia en el marco de la gira por sus 30 años de carrera. La primera fue como parte del cartel del pasado festival Rock & Shout donde marcaron una alta nota y ahora aquí, más cerca de las raíces del cantante Dilsón Díaz  quién en medio del show rememoró sus días de locura adolescente por la Avenida Santander. 

La Pestilencia empleó imágenes alusivas a su posición con respecto de la sociedad y la política. En tarima un Dilsón muy comunicativo se echó pronto a la audiencia al bolsillo. Carlos Marín como es habitual estuvo muy presto en la guitarra eléctrica con el sólido acompañamiento de Marcelo Gómez en la batería. Isabel Valencia, nueva bajista de la formación, cumplió la labor y con bajo perfil supo dar color a la velada. Un repertorio cargado de material antiguo hizo chocar con fuerza a cientos de cuerpos sobre el suelo de Expoferias. 

Perros viejos del hardcore y con vínculos con Colombia desde su primera actuación en la capital por allá en 1999, Agnostic Front brindó una inyección energética. La banda de los legendarios Roger Miret y Vinnie Stigma fue de una sola embestida. Con tres décadas de labor entregada al verdadero sonido urbano lo que tuvimos fue un potente coctel de thrash metal, punk, y groove pendenciero. 

Es importante destacar la participación del bajista Mike Gallo, el baterista Pokey Mo y el segundo guitarrista Craig Silverman, con mucho acople y experiencia en una tarima amplia, diferente a la de sus sudorosos shows en estrechos locales. No obstante Miret tuvo algunas dificultades con el retorno del audio y con el micrófono al caminar hacía el filo de la tarima. Con profesionalismo el grupo neoyorquino supo saltar el obstáculo y con la típica neblina manizalita arropándonos anotarse un concierto aplastante. 

Segundo día 

Como es habitual en el festival el dominical está orientado al metal. Pasado el mediodía desfilaron por el escenario Khimera, Eternal Blood, Threat y Charm Designer. De estos últimos que lanzaron meses atrás su disco “Everlasting” debo decir que su presentación fue muy rica en sonoridades lo que sube puntos al gran esfuerzo que vienen realizando desde el estudio de grabación. 

Posteriormente vendría el death metal a lo vieja escuela de los locales Scum para dar lugar a Darkness, veteranos del thrash metal surgidos en Bogotá en los años ochenta. Los autores del recordado disco “Espías malignos” recorrieron buena parte de su historia con el apoyo de los más de cinco mil espectadores. El cantante y guitarrista Rodrigo Vargas manifestó su placer por tocar por vez primera en esta ciudad a la par que dejo entrever el que el grupo más allá de las presentaciones pronto nos dará una sorpresa. 

La parte final tuvo a dos grupos europeos: Schirenc Plays Pungent Stench, qué es la nueva etiqueta que emplea el cantante y guitarrista Martin Schirenc para tocar material de aquella banda austriaca reconocida por su repulsivo imaginario en los años noventa. Luego de ello tendríamos a los suecos The Haunted, en la que representaba su segunda visita al país tras un gran debut en el año 2008. 

Con una vistosa camiseta de fútbol americano el vocalista Marco Aro llevó sobre sus hombros el peso de la agresiva puesta en escena del grupo. A medio camino entre el death melódico y el groove, su presentación reafirmó la gran calidad del metal procedente del país vikingo. No en vano sus integrantes guardan conexiones con nombres de culto como lo son At the Gates, Dissection o Witchery. 

Sobre las 11 de la noche culminó la sufrida pero victoriosa edición 2016 para Manizales Grita Rock. Reiterar mi congratulación a las personas que hacen posible que cada año te den ganas de tomar un bus o un carro para desplazarte por ocho horas desde Bogotá a vivir una fiesta rodeado de naturaleza y gente muy amable. A los que piensan que el disfrute de otros se puede truncar por motivos religiosos, políticos o porque su cultura solo va de la rockola a la letrina, es bueno recordarles esto como una gran derrota. 

Esperemos en 2017 contarles nuevamente de esta ciudad que expresa a todo pulmón su amor por un estilo musical a prueba de burocracia y negligencia. 

Alejandro Bonilla Carvajal 
Fotografías: Juan José Horta 

Galería fotográfica día 1

Galería fotográfica día 2  

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Galeria La Pestilencia, El Sagrado La Pestilencia 5 días 10 horas
Shows La Pestilencia, El Sagrado La Pestilencia - Sentimientos de furia 5 días 11 horas
Novedades La Pestilencia La Pestilencia celebra los 20 años del álbum "El amarillista" en vivo 6 días 4 horas
Discos La Malasangre Indeleble 1 semana 2 días
Videos The Haunted Preachers of Death (Live at Lokomotivet Eskilstuna) 2 semanas 15 horas