Se encuentra usted aquí

Rock & Shout Fest – Categórico y sin fisuras

Rock & Shout Fest – Categórico y sin fisuras

El primer festival dedicado al punk demostró su arrastre
Rock & Shout Fest – Categórico y sin fisuras

Viernes 9 de septiembre de 2016 
Centro de eventos Autopista Norte – Bogotá 

La pasada noche tuvo el gusto de traernos el debut del que sería el primer festival de rock pago con bandas internacionales. Es claro que festivales de la talla de Estéreo Picnic han ofrecido muy interesantes nombres como Nine Inch Nails, Pixies o el de Jack White, más su variopinto cartel es parte del éxito de su receta. No hay duda en ello y es genial, pero, ¿Qué del amante del rock que desea divertirse unas buenas horas con sus amigos oyendo bandas de un género de por si heterogéneo? Rock & Shout parece ser la respuesta. 

La edición compuesta por tres grupos estadounidenses y dos colombianos congregó una buena cantidad de personas a las afueras de la capital. Aventurarme por un número sería arriesgado dado que junto al escenario dispuesto se encontraba una pista de skate, y en los exteriores plantados puestos de ropa, comida, vinilos y stands temáticos. Todos estos espacios con actividad permanente hasta bien entrada la noche, en el que los cruces generacionales darían su color. 

El sucio porno rock como denomina Triple X a su corrosiva propuesta de punk a la vena con vetas rockabilly fue el primer bombazo. Contando con los mismos elementos a disposición de sus predecesores en escena: luces, pantallas, potente sonido, la banda supo hacer lo suyo. Raudos, intoxicados y frenteros, el combo bogotano mostró canciones desde los álbumes “El rock de los viciosos” y “Droga de calidad”. La fiesta partió con llama en alto. 

Acto seguido Anti-flag se apoderó del escenario con material desde su primer álbum “Die for the Government”, editado hace 20 años hasta el reciente “American Spring”. Justin Sane en guitarra y vocales junto a Chris #2 en bajo y voz, estuvieron muy enérgicos disfrutando de este debut. Echaron mano de los puntales del punk rock The Ramones y The Clash agitando aún más a los espectadores. Precisamente sobre el cierre de su actuación el baterista Pat Thetic se introdujo entre la audiencia con sus tambores ilustrando la atmosfera vivida en el lugar. Sin duda un acierto en el cartel. 

Los cambios entre grupos estuvieron muy cortos y puntuales, lo cual dice mucho de la organización del evento. La Pestilencia serían los siguientes sacudiendo a los miles de presentes desde la partida con el clásico ‘Soldado mutilado’. En la tradicional crítica de la realidad nacional que han proyectado desde sus albores imágenes de políticos, violencia y pobreza se dejaron ver en pantalla con frases claves extraídas de sus líricas. Vestido de solemne negro y con sus llamativos dreads, Dilson Díaz a la voz se vio jovial y fiero a lo largo del show. ‘Vote por mi’, ‘Vive tu vida’, ‘Anuncia tu muerte’, ‘Fango’ y ‘Ciencia de la autodestrucción’, algunos de los títulos más celebrados. La banda presentó a su nueva bajista Isabel Valencia quién lució firme en su desempeño. 

A continuación vendría la leyenda Dead Kennedys con su hardcore punk atesorado por más de tres décadas. Con tres cuartas partes del grupo que se inscribió entre los pilares del sonido veloz y crudo de la Costa Oeste, ofrecieron un repertorio salvaje: ‘Police Truck’, ‘Kill the Poor’, ‘Too Drunk to Fuck’, y ‘California Über Alles’ mantuvieron el ánimo. Sin embargo el sonido con ellos no fue tan contundente como el de los números anteriores. Pese a la amarga salida del cantante Jello Biafra del grupo hace 30 años, la base instrumental con East Bay Ray, Klaus Flouride y D.H. Peligro mantienen algo de la magia. “Skip” Greer, vocalista que les acompaña desde 2008, hace su mejor esfuerzo pero dista de ser tomado muy en serio. El síntesis se trato de un ejercicio de nostalgia como antesala a una banda que precisamente les tomaría como escuela para llegar al mainstream. 

A la medianoche The Offspring saltó a tarima con todos lo bríos para ‘You’re Gonna Go Far, Kid’; inmediatamente el público enloqueció. El calibre de la canciones elegidas otorgarían una noche colmada de saltos, aplausos y cantos a todo pulmón por parte de un público en su mayoría entre los 25 y 40. Dexter Holland a la voz y Noodles en guitarra fueron protagonistas a lo largo del set. ‘Come Out and Play’, ‘Original Prankster’, ‘Gone Away’, ‘Want You Bad’ y ‘Pretty Fly (For a White Guy)’ entre las varias, provocaron que el suelo literalmente retumbara. 

East Bay Ray se sumó a The Offspring para una versión de ‘Chemical Warfare’, original de Dead Kennedys. Esta se trataba de la segunda visita del conjunto tras su debut en el estadio El Campín hace doce años. Un repertorio donde es claro que los noventa y comienzo de los 2000 es lo que pesa. ‘Self Esteem’ de incuestionable molde grungero selló una presentación francamente entretenida. 

Rock & Shout partió con pie derecho, cimentando un nombre donde el rock es bandera. Los cortos tiempos entre grupos, organización, y la frenética respuesta de todos los visitantes de seguro servirán para demostrar, y ojalá entre los más escépticos, que un festival 100% de rock es exitoso. Con la satisfacción de lo visto es que se levanta la inquietud por saber quiénes llegarán a un eventual capítulo 2017. Merito y criterio en siete horas de diversión. 

Alejandro Bonilla Carvajal   
Fotografías: Khristian Forero        

Galería fotográfica 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Galeria La Pestilencia, El Sagrado La Pestilencia 5 días 10 horas
Shows La Pestilencia, El Sagrado La Pestilencia - Sentimientos de furia 5 días 11 horas
Novedades La Pestilencia La Pestilencia celebra los 20 años del álbum "El amarillista" en vivo 6 días 3 horas
Novedades The Offspring The Offspring reeditará "Ixnay on the Hombre" en vinilo 1 semana 2 días
Novedades "¿Dulce o travesura?": Canciones rockeras para este Halloween 3 semanas 2 días