Se encuentra usted aquí

The Stranges – In Dementia

The Stranges – In Dementia

En vivo: La agrupación nacional presentó su disco debut con una cuidada puesta en escena
The Stranges – In Dementia

Jueves 30 de noviembre de 2017
Revolution Bar - Bogotá 

En el rock sobran ejemplos para mostrar cuán importante es el uso de la imagen vinculada al concepto musical. Basta ver las facetas de Eddie en las carátulas de Iron Maiden, las figuras anatómicas que nutren la videografía de Tool o los overoles y máscaras que llevan al extremo un show de Slipknot. Es cuestión de música y cómo luce. Eso lo entiende The Stranges, una banda establecida en Bogotá desde hace cinco años. 

Esta noche la agrupación exponía en directo “Madhouse”, su primer disco de estudio publicado un año atrás de forma independiente. Además de su título, la portada y el sencillo de adelanto —la canción ‘Madness’—, abordan como eje los trastornos mentales, más precisamente los días dentro de un psiquiátrico en el que la alucinación y el misterio se funden. 

Los detalles marcarían la velada. El personal en la puerta del recinto vestían cual sacados de un  sanatorio. Allí se nos ofreció tomar una “medicación” a través de una jeringa, vía oral y con buen sabor a bourbon. En el bar dos hileras de mesas aguardaban a los espectadores con una serie de hojas y crayolas para pintar cada uno de sus miedos. La decoración del escenario llamaba bastante la atención. En las pantallas se advertía con el logotipo de la banda que la función estaba próxima a comenzar. 

Una versión edulcorada de Radiohead sonó y ataviadas en blancas prendas un trío de muchachas inició el espectáculo entre las mesas. Movían sus brazos y piernas, se retorcían en su danza, alguna de ellas chilló… sinceramente no lo entendí bien pero el grupo captó la atención de los reunidos. Acto seguido un hombre fornido, ligero de ropas y con una colosal cornamenta ingresó al bar mientras atemorizaba a las inmaculadas “novias”. Una particular alusión al arte de “Madhouse” que quizá se extendió más de los necesario.

The Stranges apareció en escena. Les rodeaban un buen número de televisores antiguos, luces blancas, globos negros y hasta la cabeza de una muñeca. Al igual que en su álbum abrieron con ‘Runaway’. Sascha Schouválow ceñida en un traje blanco y unos desgastados tennis tomó el protagonismo con su rango vocal que va de estribillos dulces a endemoniados guturales sin aspavientos. Le acompañaba Jhonathan Barrera, poseedor de una serie de riffs para mover las cabezas, junto a la base rítmica que conforma Helver Asbeth al bajo y José Millán en la batería. 

‘Wonderland’ fue la primera canción que se convirtió en una fascinante pieza audiovisual con un clip en onda “Alicia en el país de las maravillas”. Una demostración de las ambiciosas intenciones gráficas de este cuarteto que esta noche entró en el repertorio. Le siguió ‘The Only One’ y ‘Madness’; este último es el sencillo que abrió la puerta de su elepé. 

La cantante descendió del escenario sosteniendo unas bombas blancas y caminó alrededor de la audiencia, una especie de trance para la rubia del micrófono con brillantes. Con la interpretación de ‘Twisted’ y ‘Sleepless’ cerró la “cara blanca” del show. 

Tras unos minutos The Stranges regresó. Schouválow ahora iba vestida de negro, mientras llamaradas se mostraban en las pantallas de los televisores. Aquello le dio un aire más apocalíptico a la oferta de acordes punzantes y espectrales coros. Me cuesta marcar una línea entre el nu-metal, el rock alternativo y el pop electrónico que practican. Lo cierto es que ‘Vendetta’ es una extraordinaria canción, portadora de una sensualidad y onda “freak” que pega.   

La banda cumplió con el objetivo de interpretar en su totalidad las canciones del disco: ‘Secrets’, ‘Not the End’, ‘Reborn’, ‘Perfect lover’ (gran ejecución),  y ‘White Demons’ firmaron el repertorio. La alegría de los músicos fue inocultable al momento de tomarse una instantánea en tarima con las personas que vinieron a verles como fondo. Se echó de menos algún encore pero ya no quedaba nada en su canasta.  

Sin amplificadores la apuesta de The Stranges prosiguió con su amplio merchanding, en el que junto a las clásicas camisetas y stickers abrió el apetito su línea de cupcakes rellenos de whisky. No todas las canciones entran por los oídos diría Gene Simmons. 

Aunque la conexión audiencia-banda no fue la más calurosa, quedo en claro el talante del cuarteto; el esfuerzo por hacer de su primer disco más que un conjunto de melodías, una experiencia para otros sentidos. Inocencia, maldad, perversión, lujuria y locura son conceptos que encajan y entretienen. Un número a tener muy en cuenta. 

Alejandro Bonilla Carvajal
Fotografías: Jasson Vivas

Más imágenes 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Aguirre Cósmico Aguirre Cósmico tocará en RPM Records 6 días 20 horas
Videos Southern Roots Ginger Joe 6 días 22 horas
Novedades Southern Roots Southern Roots en compañía de Lemmy, Ozzy y Dimebag Darrell 6 días 22 horas
Discos Allison García Delito de amar 6 días 23 horas
Videos Lilly Mosh Despierta 1 semana 41 mins