Se encuentra usted aquí

Anvil – Diversión garantizada

Anvil – Diversión garantizada

Tercera visita de la banda canadiense a Bogotá
Anvil – Diversión garantizada

Jueves 28 de septiembre de 2017 
Ozzy Bar – Bogotá 

 “Anvil Is Anvil” es el título del más reciente disco de la veterana banda del universo del speed/thrash procedente de Canadá que arribaba a Colombia por tercera ocasión. Fuera de la mira de los neo-thrashers, y si con muy buena acogida para una treintena de glam-boys presentes esta noche en Ozzy Bar, la dupla de Steve “Lips” Kudlow y Robb Reiner mostró su tesón una vez más. 

Su accidentado debut en el país a principios de esta década en el Teatro La Mama, tuvo a “Lips” padeciendo con el sonido de su guitarra. Su regreso se llevó a cabo en Ozzy Bar una lluviosa noche de 2013 ante unas doscientas personas. En 2017 Anvil no estuvo por debajo ni por encima de esa asistencia; por mucho que el grupo haya tenido cierta repercusión por el documental “The Story of Anvil” o tengan montones de discos, la realidad es que para muchos el “Yunque” no pasa de ser más que una rareza del heavy metal. 

Quizá por eso el show no requiere de mayor truco o aditamento más que tres músicos dando lo mejor de si en tarima, o incluso entre el público. “Lips” partió el set rasguñando su guitarra entre la audiencia, toda una sorpresa que puso color a la noche dado su carisma. Arriba del escenario le acompañaba su hermano de armas, Robb Reiner, en la batería. Son casi cuatro décadas de sacrificio las de esta alianza que hoy se complementa con el bajista Chris Robertson. Esta es la pieza que mantienen moviendo, en sus tres visitas al país Anvil ha venido con diferente bajista.

Avasallante en su sonido, pero con un gran gusto por el rock n’ roll clásico, el repertorio no escondió las joyas: ‘March of the Crabs’, ‘666’, ‘Winged Assassins’, ‘Mothra’ y ‘Metal on Metal’. Más que pogo y demostraciones de hiperventilación metalera, lo que vivimos fue una fiesta. Pronto el sonido encontró el punto en cada uno de sus ángulos, y verdaderamente el concierto resultó enérgico y divertido. 

El número de “Lips” tocando su guitarra con un consolador, un impactante solo de Reiner sobre su juego de platos y tambores, una exquisita versión del clásico motero ‘Born to Be Wild’ de Steppenwolf, y la cerveza a buen precio, redondearon la prendida visita. Claro, no todo es perfecto, y no faltó el "genio" que con el desmesurado flash de su celular le amargó el rato al cantante desde el balcón, “vete a la mierda”, profirió “Lips”, quitando la blanca luz de nuestras cabezas. ¿Hasta cuándo estos graba-todo con cabina de cristal en los conciertos?  

Es difícil saber las expectativas que pueda tener la gente, sin embargo en este chance los de Toronto no aflojaron, apreciándose bien compactos en escena. Muy lejos de las ligas de Metallica o incluso de las de unos Testament, o Kreator, lo de Anvil es fiel a su formula y no pierde la chispa por reducida que sea la fanaticada. Grata experiencia. 

Alejandro Bonilla Carvajal

Más imágenes del concierto 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Artículos Apocalyptica Apocalyptica: Sofisticada agresión 1 día 2 horas
Artículos Green Day Green Day – Entre idiotas, el punk y la revolución 1 día 3 horas
Novedades La Pestilencia La Pestilencia celebra los 20 años del álbum "El amarillista" en vivo 1 día 3 horas
Novedades Green Day Recomendaciones para Green Day en concierto 1 día 4 horas
Discos La Malasangre Indeleble 4 días 11 horas