Se encuentra usted aquí

Grim Reaper: El paso constante de la Parca

Grim Reaper: El paso constante de la Parca

La agrupación británica inauguró la agenda de conciertos en la capital
Grim Reaper: El paso constante de la Parca

Jueves 12 de enero de 2017
Ozzy Bar - Bogotá 

Grim Reaper es una agrupación que, si bien nunca alcanzó la popularidad de Def Leppard, Saxon o Iron Maiden, ha sobrevivido en la memoria colectiva como uno de los exponentes más llamativos de la Nueva Ola del Heavy Metal Británico, movimiento que a principios de los años ochentas posicionó al Reino Unido como líder a nivel mundial del movimiento y serviría de influencia para el desarrollo de otras corrientes dentro del género.

Disuelta en el ’87 y reunida en el 2006 por el vocalista Steve Grimmett pero sin el guitarrista fundador Nick Bowcott, la banda ha hecho presencia en varios escenarios a nivel mundial apelando al gusto de muchos por el sonido clásico y directo del metal británico. Tras visitar nuestro país en 2015, el cuarteto retornó para brindar el primer concierto del año con ocasión de la gira promocional de su más reciente lanzamiento “Walking in the Shadows”.

La cita fue en Ozzy Bar con el apoyo de un cartel que reunió lo mejor de la escena local. La apertura corrió por cuenta de Ikarus Falling en una breve presentación que contó con la presencia de invitados en una muestra de la unión que caracteriza a la movida metalera de la capital. Acto seguido, Jhonathan Rodríguez ofreció un repertorio de rock instrumental con tintes progresivos que culminó con una interesante relectura al clásico ‘Sharp Dressed Man’ de ZZ Top.

El quinteto Herejía continuó el itinerario con una presentación que hizo gala de su contundente sonido y que gozó de buen recibimiento por parte de los asistentes, de especial mención el cover de ‘Hail and Kill’ de Manowar de la mano de Harold Weller (ex Supremacy) como invitado en tarima.

Llegaría la hora del plato fuerte con la llegada al escenario de Steve Grimmett y sus acompañantes encargados de dar continuidad al nombre de Grim Reaper. ‘Wings of Angels’, extracto de su más reciente placa, abrió el concierto ante la ovación de los presentes cuya energía desbordó cuando ‘Rock You to Hell’, canción que bautiza su tercer redondo, hizo retumbar las paredes del recinto con el rugido de su pegajoso estribillo. ‘Night of the Vampire’, demostración del impresionante rango vocal de Grimmett, y los atronadores riffs del himno olvidado ‘Lust for Freedom’ mantuvieron los decibeles a tope culminando así la primera porción de lo que prometía ser una velada a la altura de las exigencias del público metalero.

‘Walking in the Shadows’ y ‘Call Me in the Morning’, cortes que dan fe de la solidez compositiva del grupo, dieron continuidad al repertorio antes de dar paso a ‘Suck It and See’, una pieza de tinte cómico con notas blueseras y letras lascivas. La siempre recordada ‘Fear No Evil’ decantó en uno de los puntos altos de la noche gracias a la impecable forma de los músicos acompañando la siempre relevante voz de Grimmett. La banda no dio respiro con el galope de ‘Liar’ y los aplastantes riffs de ‘Wrath of the Ripper’ y, antes de que cualquiera lo notara, ya habían agotado dos tercios del repertorio sin trastabillar un solo instante.

‘Temptation’ agotaría la cuota del último álbum antes de la gran sorpresa de la noche, un homenaje a Ronnie James Dio en forma de cover a ‘Don’t Talk to Strangers’ cuyas sinuosas melodías hicieron las delicias de los allí reunidos. El set terminaría con la irresistible ‘Waysted Love’, otra joya olvidada del metal ochentero que fue debidamente recibida por el público con puños y cuernos en el aire. El encore consistió en una sola canción, el único éxito de su carrera y la elección lógica para culminar su presentación; ‘See You In Hell’ acabó con los pocos resquicios de cordura con su inolvidable estribillo soportado en una estructura concisa y pegajosa.

Culminado el concierto, Grimmett y compañía se despidieron agradeciendo a los asistentes por su fidelidad al sonido clásico del heavy metal, motivo más que suficiente para haber tenido en cuenta a la banda en su llegada al país. La velada culminaría con Darkness, leyenda del metal nacional, en una presentación dedicada a afianzar su vigencia dentro de la escena con los clásicos que le ganaron su privilegiado lugar interpretados con el sonido inmisericorde que siempre ha caracterizado a la banda.

Las credenciales de Grim Reaper como representante de una de las etapas más gloriosas del metal quedaron comprobadas más allá de toda duda, no solo por la solidez de sus composiciones sino también por la infalible forma de sus integrantes al momento de interpretarlas en vivo, así como el haber conjugado lo anterior ante un público tan exigente como el colombiano.

Kerym Rivas
Fotografías: Khristian Forero

Galería fotográfica 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Shows A.n.i.m.a.l. A.N.I.M.A.L. – Fuerza para aguantar 5 días 17 horas
Novedades Oh'laville Oh’laville lanza su nuevo sencillo ‘Primitivos’ 2 semanas 3 días
Galeria Hell and Heaven 2018 - Día 2 2 semanas 4 días
Galeria Hell and Heaven 2018 - Día 1 2 semanas 4 días
Novedades A.n.i.m.a.l. A.N.I.M.A.L. regresa a Bogotá 3 semanas 11 horas