Se encuentra usted aquí

La mística de los estudios Hansa

La mística de los estudios Hansa

Un templo musical justo al lado del Muro de Berlín
Miércoles 06 Junio, 2018
La mística de los estudios Hansa

Los estudios Hansa quedaban en el medio de la nada, pero hubo un momento, entre fines de los setenta y comienzos de los noventa, en el que se convirtieron en un lugar de peregrinación casi obligatoria para músicos fundamentales de la época. Estaban ubicados en un viejo edificio cercano al Muro de Berlín en Alemania Occidental, un lugar al que David Bowie llegó para desintoxicarse luego de un período de excesos en Los Angeles.

El panorama demográfico era distinto al de hoy en día: los arriendos eran baratos, el sector lo ocupaban estudiantes y pensionistas, muchos de ellos dedicados a diferentes expresiones artísticas. Ante la ausencia de familias y clase media, el comercio era escaso, aunque abundaba la vida nocturna, inmortalizada por Iggy Pop en 'Nightclubbing', parte de "The Idiot", uno de los discos en los que Bowie se involucraría durante sus años hospedado en Alemania. Tanto el Duque Blanco como la voz de los Stooges compartieron en Hansa y sus alrededores un período de rehabilitación física, mental y creativa. De sus paseos por Berlín salió otra canción icónica de Pop, 'The Passenger'.

Bowie puso de moda los estudios, que no tenían mayor prestigio al ser prácticamente una factoría de schlager, el pop más chabacano que producen los germanos, hits de poca monta y corta vida. Sin embargo, Hansa era un paraíso para el trabajo musical. Tenía un enorme salón maestro con un sonido majestuoso que R.E.M. aprovechó para tocar por última vez como unidad, luego de grabar ahí su disco final, "Collapse Into Now". Además, contaba con equipos de última gama, los mismos que utilizó Depeche Mode para reformularse en "Construction Time Again", el primero de sus trabajos en Hansa. Maravillado por su experiencia en los estudios, Martin Gore incluso se quedó a vivir en Berlín un tiempo. Fue una etapa de redescubrimiento artístico para Depeche Mode, que se dedicaban a pasear con el productor Gareth Jones sampleando sonidos de la calle y usando la ciudad como un instrumento musical para desmarcarse de sus convencionales y juveniles inicios, en un proceso muy influenciado por una banda alemana que desafiaba todo lo establecido, Einstürzende Neubaten.

Probablemente nadie aprovechó Hansa mejor que Einstürzende Neubaten, que llenaron el lugar de metales y tubos de fierro para experimentar nuevas formas de percusión. Hasta grabaron el sonido de un cuchillo golpeteando la cerámica de la taza del baño. Su búsqueda consistía en expandir y al mismo destruir la música. Junto a Tangerine Dream, Nitzer Ebb y Nina Hagen fueron uno de los actos locales más destacados que pasaron por ahí en la era de oro inaugurada por Bowie.



A partir de "Low", el inicio de la famosa Trilogía de Berlín, los estudios cercanos al muro se transformaron en un sitio sagrado. Fue en Hansa donde Iggy Pop improvisó la letra de 'Lust for Life', donde Martin Gore se desnudó para cantar 'Somebody', donde Robert Fripp y Brian Eno le inyectaron su magia a 'Heroes', donde U2 dejó de lado sus rencillas internas para darle vida a 'One', donde Marillion incubó su popular 'Kayleigh'.

Contrario al mito, Hansa no era exactamente un sitio mágico donde todo salía bien. Se trataba, por lo que cuenta el excelente documental "Hansa Studios: By the Wall 1976-1990", de un sitio con una energía tan potente que incluso podía jugarle en contra a ciertos músicos. The Birthday Party, la banda encabezada por Nick Cave, llegó ahí para degradarse y morir, aunque pronto su líder volvería junto a sus recién formados Bad Seeds. Asimismo, Wire no supieron cómo manejar tanta tecnología y casi implosionan durante las tediosas sesiones de su disco "The Ideal Copy", en el que hacían uso extensivo de máquinas y se demoraban jornadas completas en secuenciar un solo instrumento.

Antes de que Alemania volviese a ser una, pasaron por ahí otras luminarias como Siouxsie and the Banshees o Killing Joke, parte de una línea de tiempo que llegaría hasta Supergrass, aunque, tras la reunificación, tanto los estudios como la zona donde se encontraban fueron perdiendo su mística, muy relacionada con la marginalidad impuesta por el muro y cultivada por los habitantes de ese sector de la ciudad, que debieron emprender un éxodo forzado por el encarecimiento de la vida en la renovada capital. Hansa funciona hasta hoy, con sus años de gloria en el pasado... a no ser que alguna influyente estrella contemporánea diga lo contrario.

Andrés Panes

Encuentra este contenido en nuestra revista.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Nick Cave & The Bad Seeds Nick Cave & The Bad Seeds: Revisa un adelanto de su próximo EP en vivo 1 día 1 hora
Novedades Depeche Mode Depeche Mode reeditará sus singles en varias colecciones en vinilo 2 días 1 hora
Artículos Las canciones que inspiró el Che Guevara 6 días 4 horas
Novedades Anthony Bourdain Streaming: Anthony Bourdain y el rock 1 semana 4 días
Novedades Anthony Bourdain: Iggy Pop, Mark Lanegan, Laura Jane Grace, Dave Lombardo y más lo recuerdan 1 semana 5 días