Se encuentra usted aquí

La música en South Park

La música en South Park

Conmemoramos los 20 años de la conocida serie animada
Domingo 13 Agosto, 2017
La música en South Park

No es un elemento incidental en la serie animada más hardcore y divertida de todos los tiempos sino un elemento protagónico, y así se relaciona en el show.

"Tengo un pene de 10 pulgadas", canta Kenny entre murmullos, “usa tu boca si lo quieres limpiar”. Esa línea en los créditos de la cuarta temporada es suave comparada con “algún día voy a ser lo suficientemente mayor para meter mi verga en el culo de Britney”. South Park es la serie animada más atrevida de todos los tiempos y de seguro la más divertida. Hace un cuarto de siglo se podía decir lo mismo de Los Simpson pero desde que la creación de Trey Parker y Matt Stone debutó el 13 de agosto de 1997, convirtiéndose en uno de los shows de la televisión pagada estadounidense más exitoso hasta hoy, la familia amarilla de Springfield perdió ese título para siempre.

La música es mi vida: Desde el comienzo la música ha sido un elemento crucial en South Park. El tema característico pertenece a Primus y el personaje de Chef contó con la voz del astro del soul Isaac Hayes entre 1998 y 2006, revitalizando una carrera que estaba en decadencia. Se marchó molesto tras el episodio donde la Cienciología, su credo, fue ridiculizada, junto con retratar a Tom Cruise como un gay que aún no sale del clóset. Por cierto, Hayes no tuvo problema alguno cuando otras religiones fueron citadas y convertidas en hazmerreír en South Park.

Niño prodigio: Parker y Stone no solo son melómanos sino también compositores e intérpretes. Integran una banda llamada DVDA (sigla de “doble vaginal doble anal”) donde el primero canta y toca teclados, y el segundo también canta y se hace cargo del bajo. La primera opción profesional de Parker, el creativo principal (a cargo de la dirección y los guiones), fue dedicarse a la música. En el colegio pertenecía al coro y al grupo teatral, y a los 14 escribió y grabó un álbum de canciones rock satíricas. Estuvo un semestre en la reputada Berklee college of music y luego se cambió a la universidad de Colorado, su estado natal, donde conoció a Matt Stone, un prodigio de las matemáticas. Juntos comenzaron a producir una serie de cortos prácticamente una vez por semana hasta llegar a Alferd Packer: The Musical, basado en un explorador que cometió canibalismo, personaje que obsesionaba a Parker. La producción fue tan exitosa que se le considera un clásico de culto y hasta hoy se representa en colegios por todo Estados Unidos.

Porno mormón: Fue ese film el que entusiasmó al ejecutivo de la 20th Century Fox Brian Graden quien pagó 1200 dólares a Parker y Stone para que produjeran un corto animado que deseaba enviar a su amistades como saludo de navidad. Entre los personajes, además de Santa Claus y Jesucristo, aparecieron por primera vez los niños que se convertirían en protagonistas de South Park. Graden se dio cuenta de dos cosas a) no podía enviar ese video a sus amistades porque era muy rudo b) debía remitir la cinta a colegas y actores porque intuía que se trataba de algo grande. En poco tiempo la cinta se convirtió en un éxito subterráneo en la comunidad hollywoodense y abrió las puertas de los realizadores para iniciar la serie además de su primer film “Orgazmo” (1997), sobre un mormón que se convierte en estrella porno.

Aprobado por los críticos: Cuando South Park debutó en Comedy Central registró los mejores ratings históricos de la señal. En poco tiempo los creadores se convirtieron en una sensación. Conocieron a algunos de sus ídolos musicales incluyendo Elton John y Robert Smith, a los integrantes de Monty Python, una de las influencias más notorias en el trabajo de ambos, y fueron invitados a la mansión Playboy donde Metallica ofreció un show. Pero tras una temporada el entusiasmo mediático decayó notoriamente hasta que la dupla lanzó el largometraje “South Park: Bigger, longer and uncut”. La película arrasó y la Asociación de críticos de Los Angeles premió a Trey Parker por el soundtrack del filme. El legendario compositor de musicales Stephen Sondheim envió una carta a Trey Parker por haber compuesto, según su opinión, el mejor musical en años.

Deconstruyendo el estrellato: La cita es de Trey Parker en una entrevista para Playboy, consultado ante la reacción de los artistas cuando aparecen en el show, y cómo reaccionan ellos como creadores ante el mundo de las estrellas. Casi siempre al día siguiente los publicistas de las figuras aludidas llaman y felicitan al programa. Algunos han llegado más lejos. Kanye West escribió un largo posteo tras aparecer por primera vez en la serie en 2009, reconociendo que se había sentido por la forma en que fue retratado -básicamente un imbécil arrogante-, pero que había sido divertido y que estaba "trabajando" en dominar su ego.

Line up festivalero: La lista de artistas que han aparecido en South Park representándose a si mismos podría ser el cartel de un festival. Incluye a Robert Smith, Joe Strummer, Rancid, Ozzy Osbourne, Ween, Elton John, Meat Loaf, Rick James, DMX, Devo, Korn, Radiohead y Sia. También han figurado Justin Bieber (reventado como espinilla por Cthulhu), un Rod Stewart incontinente en silla de ruedas, Michael Jackson sin nariz, P. Diddy como un gángster, Nick Jonas de los Jonas Brothers golpeado salvajemente  por un furioso ratón Mickey, y Metallica molesto con las descargas ilegales con Lars Ulrich particularmente encabronado por no poder comprar un tanque acuático con tiburones.

Piano por favor. En South Park, tal como sucede en un musical -definitivamente uno de los géneros centrales que inspiran el show-, cuando los personajes intentan aleccionar al resto lo hacen generalmente con una canción. Eric Cartman, por ejemplo, interpreta la balada “Minorías en mi parque acuático”, su protesta ante la presencia de inmigrantes, o canta una versión de ‘In the Heat of the Moment’ de Asia, intentando convencer al Congreso de legislar a favor de las células madres. Por años cada vez que Stan o Kylie sacaban una lección moral de sus aventuras y se lanzaban con un discurso, inmediatamente notas de piano acompañan sus palabras. Hasta ahora cerca de 400 canciones han sido utilizadas en el programa.

Marcelo Contreras

Encuentra este contenido en nuestra revista.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado