Se encuentra usted aquí

Beautiful Broken

Beautiful Broken

Beautiful Broken

Lunes 08 Agosto, 2016

2016. Concord Records

Las chicas ya maduras de Heart siguen completando el círculo y regresan cada vez con más fuerza e ímpetu a ese sonido primigenio de los primeros setenta, cuando en sus comienzos mezclaban el hard rock de fuerte influencia Zeppelin, con sonidos del folk más acústico. Y su nuevo disco (lo que no deja de ser un eufemismo, porque el álbum se compone en su mayoría de regrabaciones de temas antiguos), es una prueba fehaciente de aquello.

En ese contexto, todos aquellos que añoran esa etapa más comercial, radial y de fulgurante éxito en la MTV, que abarcó una década completa desde “Passionworks” (1983), pasando por “Heart” (1985), “Bad Animals” (1987), “Brigade” (1990) y “Desire Walks On” (1993), período donde el grupo abrazó múltiples disco de platino y muchos singles top 20, deberán irremediablemente olvidarse de ese época, porque Ann y Nancy Wilson en muchas entrevistas han afirmado que ya no volverán a ese tipo de sonido, porque debido a la edad que tienen (Ann, 66; Nancy, 62), ya no se sienten cómodas con él.

Una lástima considerando la calidad del material que crearon en esa época dorada, y tal vez por esa misma razón cuesta asimilar la propuesta actual, la que considera sólo una canción realmente nueva: ‘Heaven’, una bonita balada adornada con cítaras y sonidos orientales en la más pura esencia Led Zeppelin. El tema titular es una nueva versión de una canción que ya había sido editada en su disco anterior “Fanatic” (2012), pero esta vez suena mucho más cruda y ruda, gracias a la presencia en las voces de James Hetfield. El hombre de Metallica no hace un gran aporte, pero su voz está ahí y sirve para marketear y promocionar el disco.

Otros cortes como la rockera ‘City’s Burning’, corresponde a una regrabación de un tema del álbum “Private Audition” (1982); algo similar ocurre con la épica balada blusera ‘Down On Me’ que ya había sido editada en el disco “Bebe Le Strange” (1980), siendo lo mejor del disco, las dos nuevas versiones de ‘Johnny Moon’ y la que cierra la placa ‘Language Of Love’ ambas tomadas del fantástico y previamente citado “Passionworks”, aunque en honor a la verdad, el trabajo que hizo con ese disco el tremendo y tristemente fallecido productor Keith Olsen (Aerosmith, Scorpions, Ozzy Osbourne, Journey, Pat Benatar, etc), es absolutamente brillante e insuperable y no hay forma que las nuevas versiones puedan competir con las originales, por mucho que Ann y Nancy mantienen sus voces en un estado ciertamente formidable.

Quien tuvo retuvo y Heart todavía son capaces de entregar momentos de magia pura, como el finísimo arreglo de jazz en ‘One Word’, pero como tal como ocurre con la deslavada portada, el disco palidece ante el brillo fulgurante de sus trabajos de los ochenta.

Cristián Pavez

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado