Se encuentra usted aquí

The Electric Warlock Acid with Satanic Orgy Celebration Dispenser

The Electric Warlock Acid with Satanic Orgy Celebration Dispenser

The Electric Warlock Acid with Satanic Orgy Celebration Dispenser

Miércoles 01 Junio, 2016

2016. Universal Music

Lo más extenso del sexto disco de Rob Zombie es su exagerado e insufrible nombre, ya que en sólo media hora la placa compacta 12 canciones donde ninguna supera los tres minutos de duración, a excepción de la última, la notable ‘Wurdalak’ que claramente funciona como la pieza musical para un soundtrack de una película de terror con sus múltiples y oscuras orquestaciones.

Producido por el reconocido Zeuss, el disco levanta el nivel en relación a las últimas entregas de Zombie como “Venomous Rat Regeneration Vendor” (2013), aunque todavía bastante lejos de sus mejores discos que siguen siendo esos inmensos “Hellbilly Deluxe” (1998) y “The Sinister Urge” (2001).

Rodeado de una banda de lujo, no es raro que Zombie suene más “Manson” que nunca en ‘The Hideous Exhibitions Of A Dedicated Gore’ pues la impronta de los notables John 5 en guitarra y Ginger Fish en batería está plasmada a fuego, dos ex músicos precisamente de los días de gloria del reverendo. Piggy D en bajo y el propio Zeuss encargándose de los teclados y programación, completan el cuadro sonoro.

Ante todo, el álbum es una unidad muy compacta donde si bien es cierto no sobresale un potencial hit, todas las canciones logran mantener el interés del auditor, quizás por ello, Zombie prefiere entregar media hora de música entretenida, aprovechable y disfrutable, en vez de relleno innecesario. Lo bueno si es corto, es dos veces bueno, debe pensar el cantante. Como excepción, ‘In The Age of the Consecrated Vampire We All Get High’ si tiene ese gancho comercial e innato de antaño, por esa misma razón, la canción fue elegida como uno de los singles de presentación de este trabajo.

En palabras del propio Rob, “este registro es seriamente nuestro monstruo musical más heavy hasta la fecha”; como siempre una declaración algo exagerada y rimbombante; después de todo hay que promocionar y vender el disco, el que debutó con 41.000 unidades vendidas transformando la placa en el sexto disco consecutivo de Zombie en debutar en el Top Ten del Billboard 200. Lo que no se puede negar es que “The Electric Warlock…” es entretenido con canciones rápidamente asimilables como ‘Get Your Boots On! That’s the End of Rock And Roll’ junto a ‘Well, Everybody’s Fucking In a U.F.O.’ que cuenta con un video jocoso y retorcido dentro de ese humor negro que desarrolla Zombie en su otra faceta como director de cine.

La fórmula de shock rock mixado con metal industrial le sigue funcionando bien a Robert Bartleh Cummings, y cuando el tipo se sube al escenario y se transforma en el personaje de Rob Zombie, indudablemente entrega uno de los mejores shows de rock parafernálico de la actualidad.

Cristián Pavez

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado