Se encuentra usted aquí

R40

R40

R40

Jueves 19 Febrero, 2015

2014. Zoe records

En su afán matemático, de piezas ajustadas, Rush no acumula descartes ni lados b. Todo lo compuesto figura en sus discos oficiales, o al menos eso dicen. Solo el futuro revelará si es efectivamente cierto, mientras echan mano las veces que sea necesario de los abundantes registros en vivo. Ya van cinco giras en audio y video lanzadas desde 2002. Así, el grueso de esta edición conmemorativa de los 40 años de la banda, agrupa ese material en un solo paquete, más algunos extras con distintos grados de novedad, que justifican el gasto solo si el fanatismo es superlativo.

Lo único inédito de este R40 es el rescate de ocho cortes de la segunda parte de la gira de “Test for Echo” (1996), incluyendo la vigorosa interpretación íntegra de 2112, en un periodo que Rush reacomodaba el sonido hacia texturas más densas, probablemente la última gran metamorfosis estética de su carrera con Neil Peart soltando la muñeca, Alex Lifeson urdiendo guitarras respetuosas del rock clásico y a la vez atentas a las novedades de los noventa, y Geddy Lee explorando tonos más graves para su voz, mientras desarrollaba un nuevo ataque del bajo, de corte flamenco. Ahora ¿dónde están los restantes 18 temas de aquel tour? Probablemente archivados para un futuro lanzamiento.

El concierto de 1974 con John Rutsey en tambores, hasta ahora revelado incompleto y por partes, figura íntegro. Su sentido es meramente anecdótico. Hay temas menores que nunca llegaron a grabar como ‘I’ve Been Runnin’, ‘The Loser’ y ‘Bad Boy’ (original de Larry Williams), que The Beatles acostumbraba interpretar en su primera época. Todo el concierto testimonia que Rush, de seguir con el amigo de infancia de Lifeson en batería, difícilmente habría destacado. La otra novedad relativa, es el show de diciembre de 1976 en New Jersey, en plena promoción del álbum en vivo “All the World’s A Stage”. Para seguidores es material que por años circuló en VHS, luego disponible en Youtube en versión HD. Funciona como notable contrapunto a la ramplonería del periodo con Rutsey. Rush es una banda de heavy metal saboreando el rock progresivo. Geddy Lee comienza a dominar el arte de tocar pedales y bajo a la vez, y así se nota en el arreglo sumado a Lakeside park. El resto son pellizcos de material ya visto: el video de la insípida Lock & key de 1988, y la emotiva inducción en el Rock and Roll Hall of Fame.

La celebración de estos 40 años inigualables de la mejor banda que ha dado Canadá, peca de austera a pesar de la voluminosa caja y el libro de fotos de rigor. Ofrecía mejores argumentos “Replay x 3” (2006) con sus giras de los ochenta en mejores condiciones de audio. Pero vender de nuevo lanzamientos relativamente recientes con otro empaque y escasas golosinas extras, es una avivada innecesaria.

Marcelo Contreras

 

 

 

 

 

 

 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado