Se encuentra usted aquí

Dead Cross: Un viaje histriónico, gamberro y brillante

Dead Cross: Un viaje histriónico, gamberro y brillante

Patton, Lombardo, Crain y Pearson desatan su locura
Jueves 31 Agosto, 2017
Dead Cross: Un viaje histriónico, gamberro y brillante

Dead Cross le afila los colmillos todo aquel que quiera hablar de supergrupos. No sólo cuenta con el omnipresente Mike Patton en voces, sino que tiene a la autoridad de los bateristas ultraveloces del metal, Dave Lombardo. Pero allí no termina la cosa: sus otros dos componentes –Michael Crain (Retox) en guitarra y Justin Pearson (The Locust) en bajo- también poseen serios pergaminos. Sobre todo Pearson que, aparte de liderar a The Locust -los enmascarados más delirantes del avant hardcore-, también formó parte de Retox y Head Wound City (con Gabe Serbian -quien fuera el cantante original de Dead Cross- y Nick Zinner de Yeah Yeah Yeahs), ambos grupos paladines de la escena extrema del sur californiano y fundó el sello Three One G.

El 4 de agosto, Dead Cross lanzó su disco debut homónimo por Ipecac Recordings. Un viaje histriónico, gamberro y brillante por las rebuscadas mentalidades de estos cuatro veteranos. Mientras se preparaban para su gira por los Estados Unidos junto a Secret Chiefs 3, hablamos con Pearson y aquí los invitamos disfrutar de la charla.

- ¿Qué opinas del término “supergrupo”? ¿Sientes que con Dead Cross estás en uno?
- No soy fan del término. Siento que simplemente estoy en una banda, así que lo dejaría de ese modo.

- ¿Qué es lo que más admiras de las carreras de tus compañeros en Dead Cross?
- Estoy muy feliz de haber descubierto a Slayer cuando tenía once o doce años. También de que Mike Crain no murió de sobredosis de heroína y fundó su banda The Festival of Dead Deer y me alegro de que Fantomas haya existido y me haya abierto los ojos y oídos a una forma de arte más práctica y absurda de lo normal.

- Entiendo que habrá sido extraño para ti que Gabe deje la banda. Antes de que pareciese la opción de Patton, ¿estuvieron pensando en otros vocalistas?
- Fue raro en varios sentidos. Gabe dejó varios proyectos en los que los dos estábamos involucrados, así que si bien fue un obstáculo verlo partir, también ya me estaba acostumbrado a esta situación. Sus prioridades viraron a su familia sobre la música, lo cual es completamente admirable, respetable y entendible. Respecto al reemplazo, hablamos con un par de cantantes más, además de Patton, para llenar ese vacío, pero él parecía ser el que mejor calzaba ya que ya éramos amigos entre todos, incluyendo a Gabe.

- ¿Cómo fue el proceso de composición del disco?
- Inicialmente fue muy apurado ya que necesitábamos al menos siete canciones para nuestros shows en vivo. Esto se hizo en sólo dos semanas y fue la columna vertebral del disco entero. Por suerte tuvimos la habilidad de lograr trabajar en los últimos tres temas y re trabajar en el primer material en el estudio. Pero eso fue sólo el proceso de la música. Las voces fueron escritas y grabadas por Patton unos pocos meses después que Gabe dejó la banda. Al fin y al cabo, fue un poco no ortodoxo. Pero bueno, creo que cabe bien en las formas de los que estamos involucrados, así como también lo hace en este mundo raro en el que vivimos actualmente.

- Sé que están escribiendo nuevo material antes de salir de gira ¿están ahora todos participando del proceso?
- Sí. La banda es una unidad colectiva y todos estamos contribuyendo y agregando nuevo material a nuestro arsenal de música.

- ¿Cómo te sientes respecto al tour con Secret Chiefs 3? Es un evento especial, sobre todo para los fans de Mr. Bungle.
- A través del tiempo, tuve esta suerte de percepción de “evento especial” con algunos de estos tipos. The Locust una vez giró con Fantomas y Melt Banana, fue casi alucinógeno no sólo ver a esas bandas cada noche, sino formar parte de un evento como ese. Así que sí, tener este tipo de arte desafiante e inspirador como parte de esta gira es increíble. Estoy muy agradecido de que bandas como los Secret Chiefs 3, que tienen semejante curriculum encima, con ese nivel de creatividad y grandeza, sean parte del tour de Dead Cross.

- Trabajaron con Patton a la distancia. ¿Cuán efectiva les fue esa forma de trabajar?
- Creo que en un mundo perfecto, hubiésemos agradecido la oportunidad de elaborar las canciones con él en mente, pero llanamente esa no fue una opción teniendo en cuenta la manera en que surgió esta banda. El disco nació de esa manera y no hay mucho más que decir. De todos modos estoy muy feliz de que Patton sea parte de nuestras futuras composiciones.

- ¿En qué forma Patton cambió la personalidad sonora de la banda?
- Siento que le dio al material una dimensión distinta, que la música realmente necesitaba. No puedo explicarlo en detalle, pero creo que su técnica vocal, junto a las distintas capas con arreglos y armonías que grabó, le agregó mucha vida a las canciones, mucho más de lo que yo esperaba. Encontró melodía, agregó mucho gancho a las canciones, me impresionó tremendamente con las letras. Creo que de sus voces, la “jodidamente embrujada” es mi favorita dentro de todo su rango.

- Creo que su trabajo vocal puso la instrumentación en otro lugar completamente distinto. Lombardo habla de este disco como algo muy hardcore y directo, yo no estoy completamente de acuerdo por la versatilidad y el expresionismo de las voces.
- Creo que veo ambos aspectos, y los dos se acomodan entre ellos. Seguro, no es primitivo como por ejemplo Infest o Crossed Out. Pero objetivamente, eso está alineado con lo que Lombardo decía. Hay riffs crudos y otras ideas que tienen sentido dentro de las letras. Creo que la música abrió el camino para que Patton sea aún más “hijo de puta” de lo que pudo haber sido en otro proyecto. Todo es especulación en realidad, especialmente por el hecho de que de verdad nunca concluí mis pensamientos o nunca me esforcé mucho por analizar esos aspectos de la música de la banda. Sólo la miro como es. No veo razón para separar estos aspectos, ya que los desempeños que crearon esta música van más allá de las ideas y las percepciones de uno.

- Encuentro la música de Dead Cross extrema y frenética, al mismo tiempo que me parece divertida.
- Supongo que es extrema para cierta gente en ciertas maneras. Pero me pregunto ¿qué es extremo exactamente? Hasta donde puedo saber, es una opinión. ¿Quizá sea un standard de la industria musical? Yo dejo esta terminología a los críticos. Respecto a lo divertido, yo diría que es “disfrutable”. Pero, cuidado: la música en sí no es algo que hacemos por diversión, sino que es algo que está atado a nuestras existencias. Sin sonar patético, para mí la música es tan importante, tan práctica y tan relevante como el lenguaje mismo.

- “Extrema” puede ser un término subjetivo, claro. Me refería a que encuentro curioso que tipos de 40 y 50 años toquen con este nivel de intensidad.
- Te entiendo. Supongo que es un resultado del hecho de que venimos haciendo esto durante muchos años. Creo que lo que hacemos como banda tiene mucho sentido considerando el planeta en el que estamos y las especies a las que desafortunadamente pertenecemos. Es así como reaccionamos.

- Cuando Trump ganó las elecciones, muchos músicos se consolaban diciendo que el hardcore y el punk volverían a tener una buena razón para existir.
- Creo que estos estilos estuvieron bien o al menos fueron decentes en la administración de Obama. Lo que pasó es que la izquierda e incluso la centro-izquierda fueron muy vagas e ignorantes. Aquellos que estuvieron creando arte reaccionario antes de que el presidente número 45 llegara, estaban bien preocupados por los ataques ilegales con drones, el excesivo presupuesto para armamento, la deportación de inmigrantes, etc. Seguro, ahora podemos prepararnos para un ataque masivo de arte anti-Trump y apuesto que algunas cosas realmente buenas y relevantes saldrán de esto. Las éticas enraizadas en el punk y el hardcore estarán siempre en contra del sistema como un todo.

- ¿Crees que el hecho de expresar sentimientos enérgicos significa que hay que hacerlos en voz alta? ¿Hay algún músico que te guste que exprese sentimientos como el odio o la frustración, pero que lo haga de forma calma?
- Gran pregunta. El opuesto de amor no es odio, es apatía. Respecto a cómo uno puede repartir esa energía, bueno, eso es algo que se puede encontrar en cada faceta de la vida. Uno de los músicos más profundos que encontré es Antony Hegarty. Su música no está hecha a alto volumen y parecería ser calma, pero para mí posee una energía perfectamente justa. Es una visión general, pero esto es arte, y el arte es subjetivo. También me inspiran artistas como Abner Jay, Colin Stetson, Leonard Cohen o Scott Walker.

- Conoces muy bien el lado independiente de la música. ¿Crees que el underground encontró una buena oportunidad es las nuevas maneras de escuchar música?
- Quizá estos nuevos métodos de crear y proyectar la propia música den plataformas a todo el mundo para hacerlo. Si eso es bueno o malo, bueno, tú decides. Ahora hay un mar inabarcable de cosas disponibles, lo cual lleva a una sobre saturación bastante obvia e inmediata. Sí, los artistas tienen la chance de crear lo que quieran sin las bendiciones de la industria. Pero luego no te olvides de darle al “like”. Gracias.

Adriano Mazzeo

Encuentra este contenido en nuestra revista.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado