Se encuentra usted aquí

El viaje en el tiempo de Luis Alberto Spinetta

El viaje en el tiempo de Luis Alberto Spinetta

Entrevista con su eterno compañero, Rodolfo García
Lunes 28 Diciembre, 2015
El viaje en el tiempo de Luis Alberto Spinetta

“Los amigo” es el disco que trae de vuelta al “Flaco” con ocho canciones inéditas que muestran un regreso a las zapadas de la era Invisible y Pescado Rabioso. Conversamos con el eterno amigo y colega musical de Spinetta, el baterista, Rodolfo García, quien tocó en este trabajo póstumo del legendario compositor argentino.

Marzo de 2011. Luis Alberto Spinetta vuelve a sentir un espíritu adolescente. Y es que hacía unos pocos meses se había reencontrado con sus compañeros de Almendra, Pescado Rabioso e Invisible en un multitudinario concierto llamado “Las Bandas Eternas”, el cual tuvo como consecuencia que el “Capitán Beto”, sintiera una necesidad de volver a tocar como en los viejos tiempos, junto al mítico baterista de Almendra y del disco “Artaud” (1973) de Pescado Rabioso, Rodolfo García. “Me siento como en los primeros días de Almendra” decía Spineta por aquellas fechas.

“Bastante Feliz eh”

Sin planes de nada, Spinetta, García y el bajista Daniel Ferrón se juntaron a ensayar, primero en la casa de García y luego se trasladaron a los estudios de Spinetta, La Diosa Salvaje. Allí el trío comenzó a improvisar canciones de blues, jazz, baladas y canciones antiguas del propio Luis, solo con el ánimo de divertirse entre amigos. A poco andar, ya había más de diez nuevas canciones de Spinetta. La decisión fue apretar “rec” y registrar todo lo que sucediera en la sala.

El resultado es emotivo y sorprendente. “Los Amigo” trae devuelta en el tiempo, al mejor Spinetta. Un cruce entre Invisible, Almendra y Pescado Rabioso, sumado al Spinetta de la era “Un Mañana”. Y las canciones demuestran el ánimo positivo del músico durante la grabación. En el final de “Apenas Floto” se le escucha decir “baste feliz eh”, para luego pasar a la balada y hermosa del disco “Iris”, dedicada a su hermana Ana, la misma del clásico de Almendra, “Ana no Duerme”.

El disco muestra al Spinetta “violero líder”, tal cual lo hacía en sus primeros años junto a Pescado o Invisible. La guitarra en primer plano, junto al impecable trabajo de García y Ferrón, transforma a “Los Amigo” en uno de los mejores discos de Spinetta desde “Los Socios del Desierto” (1997). No es que sea solo por ser un disco póstumo, es porque en temas como ‘El Gaitero’ o ‘Canción del Lugar’ hay un especie de viaje hacía el Spinetta de los 70. Se percibe algo de adolescente en el disco, con la madurez de los años.

Las sesiones fueron trabajas en noviembre de este año por los propios hijos de Spinetta, sumado al trabajo del destacado ingeniero en sonido Mariano López (Soda Stereo) para que, como explica Catarina Spinetta, “todo quedara en familia”. Hoy Rodolfo García recuerda junto a Rockaxis cómo fue este reencuentro con Spinetta y qué ha significado editar este disco llamado “Los amigo”, nombre sugerido por el mítico asistente de Spinetta, Anibal “La Vieja” Berrios.

 

-Rodolfo pareciera sintomático que tú estés en el primer álbum de Almendra (1969 y primero de Luis) y en su último disco. ¿Ves una especie de ciclo de cierre en la obra de Spinetta con este trabajo?

-Resultó ser así un poco azarosamente, pero sin duda ha tenido mucho que ver con nuestra amistad de casi 50 años.

-Me asombra escuchar entre los temas a un Luis sonando mucho más cercano a Almendra, Invisible, tópicos que ya había dejado de lado en sus últimos trabajos. ¿Cuánto crees influyó tu presencia para que este disco suene a ratos a cosas de Almendra y, en general, de un Spinetta más clásico?

-Cada persona que escucha el nuevo material lo relaciona con diferentes etapas anteriores de la carrera de Luis. No tengo hoy la suficiente perspectiva para poder analizar esas cosas. A mi me parece que este disco suena diferente a los anteriores, pero no descarto que haya puntos en común con algún otro.

¿Usaron instrumentos más vintage?

-Toqué con mi batería Gretsch y Luis usó varias guitarras, un par de Les Paul y una Pensa, construida por un luthier argentino que reside desde hace muchos años en New York.

-¿Qué recuerdos te trajo volver a tocar con Spinetta y cómo fue encarar la batería nuevamente luego de tantos años?

-Siempre es un placer tocar con músicos de la magnitud de Luis. Desde que comenzamos a tocar juntos, hubo mucha conexión entre los dos, sobre todo en las improvisaciones: con una simple mirada sabíamos qué era lo que musicalmente iba a encarar, a proponer a continuación uno u otro. Ese tipo de percepciones permanecieron siempre intactas.

-¿Cuáles eran los planes con este disco si Luis no hubiese fallecido? ¿Iban a salir de gira, presentarlo en vivo?

-Desde un comienzo pusimos en claro que no había proyecto por delante, que solo nos reuníamos por el placer de tocar juntos. Que no teníamos una fecha determinada para lanzar un nuevo trío, un disco ni nada. Obviamente, si comenzamos a grabar algunos temas, era porque íntimamente pensábamos que en alguna oportunidad serían editados. Inclusive en algún momento fantaseamos con tocar en algún lugar pequeño sin anunciarlo. Finalmente, nunca lo hicimos.

-¿Quedó material afuera de este disco?

-Sí, pero que no fue grabado. Habíamos reversionado dos temas del disco "Fuego gris" (1993), que era música que Luis había compuesto para una película y un par de temas más.

“De la enfermedad del Flaco no sabíamos nada”

-¿Cómo fue el ambiente de grabación en esos días?

-El ambiente en la grabación era una continuación de lo que fueron las reuniones en los ensayos: mucha camaradería, clima distendido, comentarios musicales y de los otros, mates, alguna copa de vino, pero sobre todo el disfrute de compartir la música.

-¿Ya sabías de la enfermedad de Spinetta?

-De la enfermedad del Flaco no sabíamos nada ni el ni nosotros.

-¿Cómo viviste en lo personal el desenlace de la enfermedad de Luis?

-Fue algo muy tremendo para mí. Cuando tuvo los primeros dolores todos lo atribuíamos a un tema óseo de simple resolución; luego supimos el verdadero alcance de esa grave enfermedad. Estuve con el en el sanatorio semanas antes de su partida, pero hasta último momento, pensé que podía recuperarse. Quizá mi pensamiento se mezclaba con una expresión de deseos.

-¿Sabías del cariño y respeto por Luis en Chile?

-Lo sé porque mi amiga Andrea es chilena y vive en Santiago. Ella fue a verlo varias veces y me ha contado. El también se sentía a gusto allí. A propósito, te cuento que nosotros manteníamos en secreto la existencia de los ensayos con Los Amigo, hasta que Luis en uno de sus viajes a Chile, aceptó un reportaje para un diario y a la pregunta "¿Cuál será tu próximo disco ?" contesto "el de un trío que tenemos que se llama Los Amigo". Y a partir de allí el tema se disparó en las redes sociales y comenzó a tomar estado público.

Reediciones y homenajes

 


-Siempre se habla de Almendra como una banda clave en el rock argentino. Desde tu perspectiva, ¿qué lugar crees ocupa hoy Almendra en la historia porteña y cual crees tú que fue el aporte que hizo a la escena en 1969-71?

-Me caben “las generales de la ley” para responder esta pregunta. Creo que fuimos un grupo que vino con una propuesta absolutamente distinta a todo cuanto existía en aquel momento. Abarcábamos un espectro musical muy amplio tanto en lo letrístico, en lo melódico y también en los tratamientos rítmicos. Nuestro lugar en la historia lo determinará cada cual. Me siento muy honrado de haber participado en un proyecto de tanta entrega y de tanto aporte a la cultura argentina y latinoamericana.

-¿Crees que el catálogo de Almendra completo debería reeditarse?

-Sí, seguramente en los próximos tiempos estará todo editado en CD y en vinilo.

-¿Hay material de Almendra sin editar?

-Hay material inédito que nunca se grabó y otro que se grabó en vivo pero con muy mala calidad. Me refiero a temas inéditos que están en una grabación en el Teatro Del Globo. No creo que haya otra cosa.

¿Qué proyectos u homenajes están planeados para el futuro?

-Acabamos de organizar uno en la Ballena Azul del Centro Cultural Kirchner con la presencia de decenas de músicos que pasaron por diferentes formaciones lideradas por Luis y en el que se incluyó también a una orquesta sinfónica, la Kashmir Orquesta. Fue un suceso tremendo y quedó mucha gente sin poderlo ver. Estamos viendo la posibilidad de repetirlo en un lugar más grande.

Jaime González Sanhueza

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Playlist: El rock en el Día de la Madre 1 mes 1 semana
Novedades Spinetta Disco póstumo de Spinetta recibe el Gardel de Oro 2 años 1 semana
Novedades Luis Alberto Spinetta Una escuela recibe el nombre de Luis Alberto Spinetta 2 años 3 meses
Novedades Spinetta Rebelión Sónica 43: Spinetta ayer, hoy y siempre 2 años 5 meses
Novedades Luis Alberto Spinetta Publican track inédito de Luis Alberto Spinetta 2 años 6 meses