Se encuentra usted aquí

Living Colour: Deconstructores por excelencia

Living Colour: Deconstructores por excelencia

“El blues es parte de nosotros”, dice Corey Glover
Jueves 07 Septiembre, 2017
Living Colour: Deconstructores por excelencia

Es curioso y en cierta manera fascinante ver cómo las bandas estadounidenses que pusieron patas arriba al sonido del rock hace treinta años, hoy se enfrentan a sus nuevos desafíos creativos. Con distintos grados de éxito artístico y comercial, vimos este proceso en bandas como Red Hot Chili Peppers o Faith No More y ahora toca observar cómo los Living Colour se las arreglan para sonar atractivos a esta altura del siglo XXI.

El 8 de Septiembre saldrá el nuevo disco, “Shade”. Precedido por el EP “Who Shot Ya?”, lanzado a fines de 2016, esta nueva placa muestra a Living Colour siguiendo su propia línea: instrumentaciones explosivas, virtuosismo medido quirúrgicamente, temáticas comprometidas y un buen puñado de coros con innegable gancho. Aunque es un disco absolutamente dinámico, no destila gran novedad en cuanto a lo sonoro, pero sí lo hace desde lo conceptual. Aquí Vernon Reid (guitarra), Will Calhoun (batería), Doug Wimbish (bajo) y Corey Glover (voces) atraviesan su obra desde la mirada del blues.

Living Colour encontró inspiración para meterse en el proceso de “Shade” luego de ser parte de un show tributo al mítico Robert Johnson en el Apollo Theater de Harlem en 2012. Allí tocaron 'Preachin’ Blues', la cual está incluida en “Shade” en una llamativa y detonante relectura. Esta jornada, en la que también participaron The Roots, Elvis Costello y Macy Gray, fue clave para su devenir creativo, quienes fascinados con la idea del blues, decidieron reinterpretarlo a base de diez composiciones propias y tres versiones; además de la mencionada 'Preachin’ Blues', también se incluyen 'Who Shot Ya?' de Biggie Smalls e 'Inner City Blues' de Marvin Gaye.

Desde ya que no vale la pena esperar que este disco suene como la banda sonora de las jornadas de trabajo de los esclavos en los campos de algodón del Delta del Mississippi: Living Colour siempre fueron desconstructores por excelencia, y esto es lo que hacen con el blues en “Shade”. Aquí consiguen dar con el alma de las ideas y las visten del sonido que creen necesario, haciendo uso de sus numerosos recursos instrumentales.

Corey Glover, nacido en Brooklyn en 1964, está por demás entusiasmado con este renacer de la banda y así se lo nota en cuanto levanta el teléfono en su hogar neoyorquino. Una gran oportunidad para tratar a fondo temas como la inspiración a la hora de crear, la excelencia con la que encaran sus trabajos o sus influencias históricas.

- ¿Cómo te sientes de volver a la ruta junto a Living Colour con un nuevo disco?
- Está muy bien. Es genial tocar nueva música en vivo. Este material fue creado en estudio, no en la carretera. Así que es interesante buscar maneras de versionarlo y mejorarlo en los shows.

- Todos ustedes son músicos virtuosos. ¿Cómo lidian con el hecho de quizá tener más recursos técnicos para una canción que los que en realidad la canción necesita?
- Bueno, le dejamos ese trabajo al productor. Él es quien dice “esto sirve y esto no” o “esto es demasiado” o “esto no alcanza”, pero al mismo tiempo, tenemos mucha experiencia y a esta altura ya sabemos qué funciona y qué no en nuestra música. Qué es lo que la gente quiere escuchar y lo que nosotros queremos escuchar. La canción es una idea y nosotros debemos ver qué habrá que atravesar para concretar esa idea. Ese es nuestro desafío: escribir lo necesario para dar el mensaje deseado.

- “Shade” está influenciado por la idea del blues. ¿Qué conceptos o valores del blues son útiles para practicar en el mundo de hoy?
- El blues fue siempre quien le dio una voz al alma. El blues habla siempre desde el lugar donde tu corazón se encuentra, desde  el lugar más autentico de las personas. Eso es lo que intentamos: llegar a mostrarnos desde nuestra máxima autenticidad. El blues es parte de nosotros, del mundo en el que vivimos.

- Este disco es cohesivo y potente y llevó muchos años para lanzarlo ¿Qué tan difícil fue su proceso?
- La dificultad no estuvo en la ejecución de las canciones, lo complicado fue estar seguros de que lo que hacíamos estaba bien. Queríamos asegurarnos que lo que quisiéramos decir lo dijésemos de manera simple, que la gente pueda apreciar el mensaje y que no quede en la nada. Decirlo claramente, lo que no necesariamente quiere decir que haya que decirlo fuerte.

- Teniendo en cuenta las fechas de lanzamientos de todos los discos de la banda, pareciera que Living Colour tuvo dos eras: una con los cuatro primeros discos, lanzados en cinco años, y otra con los últimos tres, lanzados en catorce años. ¿Qué cambió para ustedes entre una etapa y otra?
- Bueno, nunca sabes dónde ni cuándo te encontrará la inspiración. Una cosa interesante sobre esta banda es que cuando estamos en la ruta solemos poner en práctica ideas para nuevas canciones, pero, como te decía, esto no pasó con el nuevo disco. La inspiración para este disco surgió de tocar juntos, y de tocar temas de Robert Johnson y de hablar de blues. Eso fue lo que nos llevó al estudio. Allí comenzó la gran discusión sobre lo que queríamos expresar, esto llevó mucho tiempo. Llegar un acuerdo sobre lo que el blues significa para nosotros, qué es lo que el blues nos dice, y cómo nosotros expandiremos ese mensaje, cómo le daremos forma, cómo haremos la versión de Living Colour del blues. En ese proceso salió lo de “Who Shot Ya?” y la discusión allí fue “hey, esto también es blues”. El hip hop en todas sus formas es básicamente blues, ya que es informativo, viene de una profunda necesidad de decir algo del mundo en el que vives. Viene del alma. Esa canción, que tiene mucho que decir, tiene la ironía de hablar de la violencia por el uso de armas y que la haya escrito alguien que murió por eso. Es algo que tiene un significado masivo: el mundo está lleno de armas. Es un problema global que se podría prevenir, que hay que mostrarlo, hay que pensarlo. Eso es blues y sucede en todo el disco, aunque al escucharlo no puedas decir inmediatamente “esto es blues”, bueno la canción “Who’s That” es definitivamente del estilo, pero “Come On” no suena a blues, así como otras muchas partes del disco. Llevó tanto tiempo porque necesitábamos estar seguros de que los oyentes fueran capaces de sentir el álbum de la manera en que fue pensado.

- Respecto a “Who Shot Ya?”, lamentablemente este tópico es hoy en día más relevante que nunca.
- ¡Claro! Yo soy un gran fan de Biggie Smalls y esta canción fue algo que hicimos regularmente en pruebas de sonido. La idea es hacerse eco de los pros que tiene esta canción. Es una canción muy prolífica ¡Tiene una progresión asombrosa! Amo la frase “Separate the weak from the obsolete” (“separar lo débil de lo obsoleto”, en español) ¡Es brillante! Luego, en el contexto de la política local en EEUU -la proliferación de armas y lo que esto genera-, es un tema muy fuerte. No es un fenómeno único, así como la violencia policial que es un mal mundial. La gente es brutalizada por las armas y luego va y compra un arma para resolver el problema. Esto no es exclusivo a EEUU, no es exclusivo al hip hop, está en todos lados.

- Living Colour fue siempre una banda que trabajó con mucha responsabilidad respecto a la calidad de su música ¿Generó esto una presión extra en ustedes?
- ¡Sí! Una vez más: por esto tomó tanto tiempo hacer el disco. Nos quisimos asegurar de dar justo en el blanco con este disco. Todos en la banda estuvimos muy pendientes del sonido de nuestros instrumentos, lo mismo que yo con las letras. También Andre Betts, el productor, que hizo un trabajo muy detallado. Una regla en este disco fue que no queríamos ningún tipo de cliché; queríamos nuevas soluciones. Quisimos responder preguntas. Buscamos las respuestas como cualquiera, tuvimos esa necesidad. También las letras debían estar exentas de clichés. Es como “¡Vamos!” ¡No quiero ser dulce o amable con esto! Quiero decir que mi frustración está a un nivel alto. ¡Entonces no puedo siempre contar con la rima perfecta! No puedo decir “gato-pato-rato” ¿sabes? (risas)

- Debe ser estresante de algún modo.
- ¡Absolutamente! Como lo es buscar respuestas para cualquiera.

- Teniendo en cuenta la situación socio política en tu país ahora mismo, ¿sientes una responsabilidad extra como artista respecto al mensaje que quieres dar?
- No pretendo que mi mensaje sea escuchado. Tampoco siento que las cosas estén peor que antes. Lo malo de ahora ya venía sucediendo. La gente muere sin razón, la policía dispara sin razón. Hay muchos problemas, no sólo sociales sino emocionales de los que no se habla. Que son invisibles. Es como “tu pueden decirme qué soy, pero no puedes ver qué soy”. Este tipo de cosas nunca saldrán a la discusión, pero aquí estamos para exponerlas.

- Supe que la muerte de Chris Cornell te dejó en shock. Luego vi el tributo que le hicieron al día siguiente con “Blow The Outside World” ¿qué sensaciones te recorrieron en el momento?
- Chris era muy bueno. Lo amábamos. Era tremendamente talentoso y emocional. Uno de los primeros shows de Soundgarden fue con nosotros en un pequeño club en el norte de Nueva York. Los vimos y nos miramos en plan “estos tipos son increíbles” y Chris era de otro planeta. Cantaba como un pájaro y así como era de guapo, no tenía miedo en internarse profundamente en su parte emocional. Desagraciadamente gente como él se suelen enfrentar a este tipo de muerte. Duele, duele que muera alguien así de listo, de brillante, de increíble.

- Como fan del hip hop ¿qué elementos de esta cultura te influenciaron como artista?
- ¡Crecí con el hip hop! Crecí con Grandmaster Caz, Grandmaster Flash, The Furious Five. Public Enemy acompañó mi crecimiento. Escuché mucho Illmatic de Nas y a Eric B y Rakim. Amo a Kendrick Lamar y el nuevo disco de Jay Z. Es brillante, es un disco que será histórico. Él no es un hombre joven y relata la historia que lo atraviesa. Es todo lo emocional que el hip hop puede ser.

- Por tu edad y tu procedencia, viviste la era dorada del hip hop.
- Seguro. Soy un gran fan de A Tribe Called Quest y Phife Dawg, de los Beastie Boys. Es duro ver como todos estos grandes fallecen. Pero aún así sigo amando el hip hop. Amo el elemento del spoken word. Saul Williams –quien no se considera un artista de hip hop- es genial para mí.

- ¿Cómo llegó el hard rock o el heavy metal a tu vida?
- Escuchaba de todo. No me iba eso de que había que escuchar solo hip hop por ser de Brooklyn. Lo interesante era toda la gente que vivía al lado mío y también escuchaba otras cosas. Gente muy influenciada por el jazz, el rock, tenía amigos que eran ultra súper mega fanáticos de Rush. Lucían como yo, pero flasheaban con Rush. Otros estaban muy metidos en la escena del heavy metal británico con Iron Maiden, por ejemplo. Nos pasábamos cassettes entre nosotros y esa mezcla me influenció mucho. Allí escuché a Fishbone y por eso estoy en Living Colour. Dije “esto es lo que quiero hacer”. Vi a los Bad Brains en 1980 en el CBGB’s. ¡Esa era mi gente!

- No quiero sonar nostálgico pero la generación de bandas de Living Colour hacían un verdadero esfuerzo para sonar únicos. No estoy seguro de que eso pase hoy en día.
- Bueno, no fuimos los primeros y no seremos los últimos. A nosotros nos influenció gente que hizo cosas muy interesantes. La música pasa por diferentes ciclos y siempre habrá gente que estará a favor de la innovación. Demás está decir que nosotros nunca pararemos de innovar.

- La última ¿Podrías mencionar discos que te cambiaron la vida y cantantes que te gusten mucho?
- A ver, Santana. Cualquiera música de él, pero sobre todo “Abraxas”. “There’s a Riot Going On” de Sly Stone. “ABC” de los Jackson 5. “Off The Wall” de Michael Jackson. Aquella primera y rústica cinta de los Bad Brains fue increíble. Lo mismo que lo primero de Fishbone, que fue muy grande para mí. Respecto a los cantantes, Sam Cooke, Jackie Wilson, Michael Jackson, Garry Shider de P- Funk, ¡son muchos!

- Por último, ¿cuándo vendrán a Sudamérica?
- ¡Pareciera que eso será a comienzos del próximo año!

Adriano Mazzeo

Encuentra este contenido en nuestra revista.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Discos Living Colour Shade 1 mes 2 semanas
Novedades Living Colour Escucha parte del próximo álbum de Living Colour 5 meses 1 semana
Novedades Chris Cornell Videos: Incubus, Dream Theater, Aerosmith y más tributan a Chris Cornell 5 meses 4 semanas
Novedades Living Colour De regreso: Living Colour agenda su sexto disco de estudio 6 meses 6 días
Novedades Estos son los discos que se publicarán en el 2017 10 meses 3 semanas