Se encuentra usted aquí

Helloween - El poder de los guardianes

Helloween - El poder de los guardianes

La leyenda del power metal brindó un concierto memorable en la capital
Helloween - El poder de los guardianes

Miércoles 25 de octubre de 2017
Gran Carpa de las Américas – Bogotá

El nombre Helloween ocupa un lugar privilegiado en el mundo del metal amén de su influencia como acto pionero del sonido power metal y la incólume adhesión a la esencia del mismo, decantando así en el cariño de millones de seguidores en todo el globo.

El colectivo teutón no es extraño al suelo colombiano, habiendo registrado su más reciente actuación a finales de 2013 en una gira conjunta con sus compatriotas de Gamma Ray, banda liderada por el otrora miembro fundador Kai Hansen. En esta ocasión su visita tuvo lugar en el marco de la gira Pumpkins United Tour que marcó el retorno del ya mencionado Hansen y el vocalista Michael Kiske, quienes acompañarían a los demás integrantes en lo que prometía ser una velada para el recuerdo.

Sobre las ocho de la noche, y ante un recinto repleto, las luces de la Gran Carpa de las Américas se apagaron para dar inicio al show. La pista del intro de la titánica composición ‘Halloween’ inauguró la función antes de que el telón cayera para dar la bienvenida a los músicos. La banda maniobró los intrincados pasajes de la mencionada pieza disparando todos los cilindros: Las acrobacias vocales de Kiske y Andi Deris, los serpenteantes riffs de manos de Hansen, Michael Weikath y Sascha Gerstner, las sinuosas líneas de bajo de Markus Grosskopf y la avasallante batería de Dani Löble. Desde el inicio quedó sentada la rúbrica de lo que esperaba a los asistentes durante el resto de la noche.

‘Dr. Stein’, cuyo apoteósico estribillo fue coreado a lo largo y ancho de la carpa, dio continuidad al repertorio antes de que Deris se retirara del escenario para dejar a Kiske a cargo del ataque frontal de ‘I’m Alive’, uno de los cortes de mejor recordación de “Keeper of the Seven Keys Pt. 1” gracias a su inclemente ritmo y cortante despliegue vocal.

Para permitir un descanso a Kiske, quien acusaba problemas de salud en días anteriores, Deris asumiría el rol de frontman durante las siguientes cuatro canciones. La melódica y recordada ‘If I Could Fly’, ‘Are You Metal?’, ‘Waiting for the Thunder’ (corte tomado de ‘Straight Out of Hell’ de 2013 y la inclusión más reciente en todo el repertorio) y la sardónica ‘Perfect Gentleman’ para la cual el vocalista se vistió con un blazer cubierto en lentejuelas y un sombrero de copa, dando prueba del particular sentido del humor que siempre ha caracterizado a la banda.

Como recordatorio de las raíces del grupo, Hansen tomaría el relevo del micrófono para brindar un mosaico ensamblado con temas del álbum debut “Walls of Jericho”, ‘Starlight’, ‘Ride the Sky’, ‘Judas’ y ‘Heavy Metal (Is the Law)’ se sucedieron a la una a la otra en una fluida progresión de riffs y solos trepidantes que, a su culminación, tuvo al público aplaudiendo estruendosamente la coordinación entre los tres guitarristas en tarima.

“Y ahora algo completamente diferente” anunció Kiske al volver al escenario sobre un banquillo con Deris a su lado sentado de igual forma, la canción a seguir fue la balada ‘Forever and One (Neverland)’ cantada en principio sin más acompañamiento que la guitarra de Gerstner y con los vocalistas alternando las estrofas. Los demás integrantes entrarían a mitad de la canción para concluir uno de los puntos altos de la presentación.

Las sofisticadas melodías de ‘A Tale That Wasn’t Right’ hicieron las delicias de los fanáticos antes de que ‘I Can’ volviera a poner los decibeles a tope con sus infecciosos ritmos. Löble quedó solo en el escenario improvisando un solo de batería que, a mitad de su recorrido, fue interceptado por una de las más gratas sorpresas de la noche, una grabación de un solo de manos del fallecido baterista original Ingo Swichtenberg acompañado de imágenes de “Mr. Smile” siendo proyectadas en pantalla. Ciertamente un gesto de altura por parte de la banda el permitir a su manera la presencia del recordado ex integrante.

Una tripleta de temas a cargo de Deris, ‘Why’, ‘Sole Survivor’ y ‘Power’ se harían escuchar a todo volumen antes de que los tres hombres encargados de las voces repartieran cargas en ‘How Many Tears’ (completa con un exquisito duelo de guitarras a tres partes) finalizando el set principal.

El encore dio inicio con la famosa ‘Eagly Fly Free’ liderada por Kiske, uno de los cortes que mejor permitió apreciar la destreza de Grosskopf, uno de los bajistas más subvalorados del medio. Seguiría la épica ‘Keeper of the Seven Keys’ con los dos frontmen compartiendo nuevamente el rol principal.

Unos pocos minutos de silencio antes de dar paso al segundo y último encore conformado por dos canciones, la atronadora ‘Future World’ y la esperada ‘I Want Out’, esta última con los siete integrantes en tarima dándolo todo en servicio de un gran final a una presentación intachable.

Salvo algunas complicaciones menores producto de la acústica del recinto, el concierto de Helloween se erigió como uno de los mejores en este 2017 gracias a la intachable escogencia de las canciones y la total entrega de los músicos durante la actuación. Una reunión que puso el acento como uno de los grandes eventos metaleros del año a nivel global y que tuvimos la fortuna de presenciar en Colombia.

Kerym Rivas
Fotografías: Khristian Forero 

Galería fotográfica 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades DC en Vivo finalizó su primera temporada 2 días 1 hora
Discos Black Fairy Quintaesencia 3 días 22 horas
Novedades Alfonso Espriella Alfonso Espriella hará un segundo lanzamiento de su disco en Bogotá 4 días 6 horas
Galeria Revolver Plateado, V For Volume, Rocka, Los Calgaris, Ohlaville, Los Caligaris Jingle Bell Rock 2017 6 días 50 mins
Shows doctor krápula, LosPetitFellas, Ohlaville, Seis Peatones, Revolver Plateado, Rocka, Los Caligaris Jingle Bell Rock 2017 - Un concierto con el corazón 6 días 18 horas