Se encuentra usted aquí

Marty Friedman – Elixir de riffs

Marty Friedman – Elixir de riffs

En vivo: El guitarrista norteamericano finalmente pisó nuestra tierra
Marty Friedman – Elixir de riffs

Jueves 12 de abril de 2018
Auditorio Escuela de Música Fernando Sor 

Marty Friedman no es un nombre ajeno a los oídos que aprecian el metal y por encima de ello la guitarra bien ejecutada. Su pasado con Megadeth, más precisamente durante los años noventa, le dio renombre al balancear junto a Dave Mustaine la artillería lanzada por ese pilar del thrash en álbumes como ‘Countdown to Extintion’ o ‘Youthanasia’. Antes de formar allí, durante y después, el guitarrista ha mantenido una copiosa carrera solista que se extiende por catorce álbumes. 

Aunque Friedman visitó Suramérica en la era dorada de Megadeth y en años más recientes por su propia cuenta increíblemente nunca los colombianos habíamos tenido el chance de atestiguarle en concierto. En el marco de la promoción de su más reciente trabajo discográfico, “Wall of Sound”, vino a la Escuela de Música Fernando Sor, lugar que ha venido trayendo a verdaderas figuras como Paul Gilbert o Billy Sheehan, por no citar también a Mr. Big. 

El artista estuvo muy dado al público y la prensa. Desde primeras horas atendió entrevistas en la televisión y ofreció una rueda de prensa. Además brindó una clínica y una sesión de autógrafos para una hilera de emocionados seguidores. Sobre las 9:00 p.m. lo vimos plantado con sus botas de tacón y tradicional camisa leñadora en tarima. Impresiona. El tipo tiene 55 años pero su aspecto es bastante lozano, incluso juvenil. 

Japón es el país de residencia para Friedman desde la década pasada. Aprendió el lenguaje, se adaptó a la cultura oriental y mejor aún, ha podido ensamblar varias bandas y colaboraciones con músicos nipones. Por tanto esta noche estuvo acompañado por la bella bajista Kiyoshi además del delgado y extravagante baterista Chargeeee. A su lado Friedman contó como apoyo con el también guitarrista norteamericano Jordan Ziff, cuya estampa se asemeja mucho a la de su maestro. 

La actuación extasió a los amantes de la línea instrumental más afilada. En trabajos como “Loudspeaker” (2006), “Inferno” (2014) o el más reciente, es claro cómo su sonido arrasador se ve decorado por armonías bastante inspiradas de escuela clásica. No se puede dejar por alto los días en que Friedman compartió junto a Jason Becker en Cacophony. Un proyecto que demostró niveles de técnica guitarristica ciertamente inusitados a finales de los ochenta. 

El micrófono solo se empleó en las breves alocuciones de Friedman, donde no escondió su alegría por estar en Colombia pidiendo que los gritos de los presentes llegarán hasta Tokio. Dinámico y pesado sonoramente, así podríamos definir un show con decibeles de sobra y donde las miradas estuvieron prendadas del mástil con el ánimo de seguir los veloces dedos del de cabellera rizada. 

Implacable resultó ‘Street Demon’ al igual que ‘Elixir’, pieza que por cierto ha servido por más de una década como cortina para el programa radial Detector que dirige Andrés Durán. La intensidad bajó un tanto cuando Friedman dedicó a las chicas la romántica ‘Devil Take Tomorrow’. Muy divertida resultó la intervención de Kiyoshi, ataviada en un vestido que la hacía ver como una muñeca japonesa, machacó su bajo para repasar brevemente el hit de Britney Spears ‘Hit Me Baby One More Time’. 

Las llamas se alzaron con un vibrante medley que traía consigo el recordado solo del tema ‘Tornado of Souls’ de Megadeth. El guitarrista Jordan tuvo a continuación su momento protagónico con un endemoniado solo. Atrás de toda esta máquina Chargeee hacía monerías, tocaba de pie y tiraba besos a la audiencia. Un personaje. 

En el remate Marty Friedman aprendió a decir “¡que chimba hijueputa!” mientras que la audiencia por su parte conoció una expresión semejante en japonés que no paró de corear. ‘Whiteworm’, ‘Self Pollution’, ‘Undertow’ y ‘Dragon Mistress’ trajeron más del jugo que suelta el avezado guitarrista, pura armonía y contundencia. La única pieza en que vimos cantar a Marty fue en el clásico ‘Hound Dog’, celebre en la versión de Elvis Presley, y que aquí sonó muy punk. 

La chispa se mantuvo hasta cuando con la canción ‘Kaeritakunattayo’ se selló el concierto. Venia y sonrisas de los músicos respondida en fuertes aplausos por parte de un público muy presto a contemplar a una banda que parecía tirar rayos y quebrar montañas riff a riff. Con tanta energía no cuesta dudar en un retorno para este gigante. 

Alejandro Bonilla Carvajal
Fotografías: Khristian Forero 

Galería de imágenes    

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Galeria A.n.i.m.a.l. A.N.I.M.A.L. 5 días 14 horas
Shows A.n.i.m.a.l. A.N.I.M.A.L. – Fuerza para aguantar 5 días 19 horas
Novedades Gary Numan Gary Numan visitará Chile por primera vez 1 semana 18 horas
Novedades Así será el Día de Rock Colombia 2018 2 semanas 5 horas
Novedades Roger Waters Estos son los precios de boletería para Roger Waters 2 semanas 2 días