Se encuentra usted aquí

Richie Ramone – Indestructible

Richie Ramone – Indestructible

El antiguo baterista de los míticos Ramones debutó en Bogotá
Richie Ramone – Indestructible

Jueves 27 de julio de 2017 
Ozzy Bar – Bogotá 

A mediados de los ochenta integrante del icónico cuarteto neoyorquino de chamarras y acordes inmortales; hoy una fiera que se resiste al retiro ofreciendo discos y sudorosos conciertos. Richie Ramone efectuó su primera actuación en el país dejando una muy buena impresión junto a la obligada nostalgia que merece el cancionero de la banda más importante de la historia del punk rock. 

Richie grabó el fundamental trabajo “Too Tough to Die” en el 84, también dejó su baquetear impreso en las placas “Animal Boy” del 86 y “Halfway to Sanity” en el 87. Eso más componer el hit ‘Somebody Put Something in My Drink’ le estableció como un personaje clave en las memorias de The Ramones. Conocidas sus capacidades vocales, aplaudidas por el propio Joey Ramone en su día, el baterista no ha bajado la guardia: en 2013 lanzó “Entitled”, su primer disco solista el cual ha sido sucedido por “Cellophane”, aparecido en tiendas el año pasado. 

Con el pretexto de exponer ese material reciente y disfrutar con los clásicos ramoneros, el hijo de New Jersey a sus 59 años se paró en la tarima de Ozzy Bar. Le acompañaron la delgada bajista Clare Misstake, el baterista y segundo guitarrista Ben Reagan más Ronnie Simmons en la guitarra líder. Una banda sin formalidades ni trucos. La apuesta fue eléctrica y desafiante en la hora y pico que duró el incesante repertorio. 

Pasadas las 10 de la noche Richie y compañía atacaron. El frontman dividió su labor entre el kit de percusión y saltar al frente empuñando el micrófono. Sin embargo la primera parte del show fue amarga para Ramone quién se encontró incómodo con el sonido del bajo y el retorno. ‘Durango 95’ cayó con fuerza pero sin filo. Richie buscó a su ingeniero a quién le a gritos le exigió que se pusiera las pilas con su bajista. Luego la base del micrófono no le calzó y la arrojó a un costado; unos fans en primera fila portaban un cartel que les rapó y tiró tras la tarima. No todo fue simpatía en los primera instancia. 

Interpretando el fundamental ‘Somebody Put Something in My Drink’ o la enérgica ‘I Just Want to Have Something to Do’ las cosas caminaron mejor. La audiencia, que llenó el recinto, acompañó con coros y palmas en cada una de las melodías. Misstake fue pura actitud, castigando su instrumento con un repertorio de muecas para sacar la cámara. Ronnie Simmons muy cumplidor, con su look glam y postura de guitar hero robó la atención por momentos. Ben Reagan en un segundo plano llenó las necesidades de la banda para sonar robusta. 

Hubo lugar para revisar su disco más reciente. ‘I Fix This’, es un sencillo corrosivo dotado del legado ramoniano. El cover a los británicos Depeche Mode para ‘Enjoy the Silence’ bajo los decibeles pero sirvió para tomar un buen respiro. Poco que comentar sobre un mazazo como ‘Blitzkriek Bop’ o ‘Animal Boy’. Versiones de The Ramones con las más alta calidad. 

Siempre se agradecen estas oportunidades para disfrutar con un trozo de aquella magnifica banda que hace 20 años desapareció dejando un enorme vacío. Lo de Richie fue loable en lo artístico y plausible en lo histórico. Una cita cuyo recuerdo irá ganando valor con el correr del tiempo. 

Alejandro Bonilla Carvajal 
Fotografías: Khristian Forero 

Más imágenes del concierto   

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Cosquín Rock: Hablan Fabulosos Cadillacs y Attaque 77 1 día 2 horas
Discos I.R.A. Botas de hierro 2 días 3 horas
Novedades Bent Bent lanzará en vivo su álbum “Twisted Metal” 2 días 6 horas
Novedades Cosquin Rock Colombia: Horarios de los shows 2 días 6 horas
Discos Telebit Ciegos corazones 2 días 7 horas