Se encuentra usted aquí

Slayer – Expedito, a la yugular

Slayer – Expedito, a la yugular

En vivo: La tercera visita de la agrupación estadounidense
Slayer – Expedito, a la yugular

Miércoles 3 de mayo de 2017 
Gran Carpa de las Américas – Bogotá 

Slayer es una marca aparte en el metal. Algunos hablan del thrash metal, del Big 4, para mi simplemente son los putos Slayer. Basta escuchar una cara de “Reign In Blood” para saber que no se está jugando ¿Que es un disco muy viejo? Su más reciente “Repentless” no es precisamente una pera en dulce. Esta banda ha marcado distancia; en sus endemoniados términos. 

Claro, no está Jeff Hanneman disparando punteos como cohetes ni Dave Lombardo retumbando tras los tambores, sin embargo los reemplazantes —Gary Holt y Paul Bostaph— no son precisamente advenedizos en este negocio. La experiencia, calidad y capacidad con la que cuenta el cuarteto hoy para reinventarse les permite mantenerse con muy buena salud. 

Tres han sido los conciertos que ha brindado Slayer en el país: Del 2006 queda el recuerdo de haber apreciado a la alineación original. Del 2011 —con Holt abordo— defendian un disco tan afilado como “World Painted Blood”, y esta vez medirse al reto de seguir con su carrera adelante bajo un nuevo sello discográfico, en una étapa donde la edad pesa, es un género musical exigente dónde además muchos quieren dar al grupo por muerto. 

Perpetual Warfare resultó la cuota nacional. Una muy buena por cierto. Haciendo su show sobre las 8 de la noche, el cuarteto bogotano estuvo a tope con un repertorio que era como ametralladora. Referentes y quizá, el grupo más importante del panorama thrash metal actual en el país, los músicos lo dieron todo en una tarima, una que nunca les quedó chica. 

A las 9 en punto el telón de fondo con el torturado Cristo que decora la portada de “Repentless” se iluminó con el humo emergiendo del suelo, y una instrumental ‘Delusions of Savior’ dando la entrada. El sencillo que da título a su último álbum abrió fuegos, con la dupla de guitarras lacerando oídos más la batería atropellando nuestros estómagos. 

Sin tomar prisioneros Slayer descargó un set con varios de sus temas antiguos y cuasi obligatorios, más cinco canciones extraídas del mentado “Repentless”. Es un show que los músicos trabajan al detalle, sin lugar a discursitos, arengas o solos para el aplauso exclusivo de alguno de sus integrantes. Son 90 minutos de potencia que te toman por el cuello y te ponen a pensar la extraordinaria cosa que es el auténtico heavy metal. 

La Gran Carpa de Las Américas no decepcionó como epicentro de la cita. Siempre existirán opiniones contrarias sobre cuán bueno o no fue el sonido. En lo personal no fallo, ahí estuvo esa introducción que te para los pelos en ‘Seasons In The Abyss’ o el colosal pogo que generó ‘Raining Blood’. Sin embargo Holt se vio afectado en un tramo de la cita, algo que King y la base rítmica supieron superar. En esta clase de misas la cofradía no quiere otra cosa que letras sobre Satán, asesinos seriales y los malditos nazis, entre cascadas de thrash/punk. Varios salimos con el espíritu en alto de la zona industrial donde se hallaba la señalada carpa. 

Es difícil saber hasta dónde podrá exprimir la naranja un grupo de esta reputación. De cualquier forma reafirmo que comprar una entrada para una de sus actuaciones vale cada centavo. Expedito y a la yugular. Los putos Slayer. 

Alejandro Bonilla Carvajal 
Fotografías: Khristian Forero  

Observa la galería de imágenes 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Cosquín Rock: Hablan Fabulosos Cadillacs y Attaque 77 1 día 2 horas
Discos I.R.A. Botas de hierro 2 días 3 horas
Novedades Hackmed Video: Hackmed expone su show en el Día de Rock Colombia 2 días 5 horas
Novedades Bent Bent lanzará en vivo su álbum “Twisted Metal” 2 días 6 horas
Novedades Cosquin Rock Colombia: Horarios de los shows 2 días 6 horas