Se encuentra usted aquí

The Centre Cannot Hold

The Centre Cannot Hold

The Centre Cannot Hold

Ben Frost
Miércoles 27 Diciembre, 2017

2017. Mute

Grabado con Steve Albini en Chicago, Estados Unidos, el quinto disco en estudio del creador sonoro australiano radicado en Islandia, Ben Frost, es un trabajo rugoso, enigmático, violento, lascivo, saturado, extremo y, al mismo tiempo, de gran belleza. “The Centre Cannot Hold” es un digno sucesor de su celebrado “Aurora” de 2014, álbum que remeció la escena electrónica experimental, con una visión muy propia y arriesgada del género. 

Con la obra de Frost se acaban los prejuicios: la música electrónica no es en esencia un estilo determinado, sino simplemente, una herramienta como cualquier otra para la creación musical. De este modo, las referencias del artista sonoro son muy amplias, complementarias y nunca entran en contradicción: minimalismo, música experimental, ambient, punk rock, metal, obras para danza, el cine metafísico de Andréi Tarkovski, los sonidos del Congo, el teatro, la literatura y las bandas sonoras, solo por nombrar algunos elementos presentes en su trabajo, se entremezclan de manera natural en el imaginario estético de Frost.

De acuerdo a las notas del álbum, “The Centre Cannot Hold” fue grabado en diez días, con la siguiente explicación sobre el proceso que, por supuesto, arroja luces sobre el resultado: “La música no existe en el espacio, sino que en “un” espacio; es un documento de un evento, de un cuarto y de un compositor metido ahí. Es una música que no está completamente controlada y se muestra ansiosa, a menudo violentamente compitiendo en contra de su creador. Un ejercicio de limitación y saturación cromática, en un intento de transcribir un brillante espectro ultramarino en sonido”. Aunque parece algo abstracto al leerlo sin la música, al exponerse al disco, las palabras cobran sentido.

“The Centre Cannot Hold” es un trabajo integrado por diez composiciones de sonido intrigante, de gran crudeza e, incluso, atemorizante. Aparte de Albini, quien, justamente, logra capturar asertivamente dichas cualidades, en el álbum participan invitados como Lawrence English, Nico Muhly, Valgeir Sigurðsson y Skuli Sverrisson. Escuchar el álbum es una experiencia exigente, de gran potencia e intensidad vital, con piezas, por lo general oscuras, generadas a través de ondulaciones de sonido, manejadas con pericia por Frost. Un disco que expresa sentimientos de temor, pánico, incertidumbre y fragilidad, y que deambula entre una electrónica noise y un ambient que no da tregua ni descanso y que exhibe, una vez más, a Frost como una de las fuerzas importantes de la escena electrónica contemporánea. 

Héctor Aravena A.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Artículos Pixies Abrazar la extravagancia 4 semanas 1 día
Novedades ben frost Ben Frost anuncia nuevo EP para fines de marzo 1 mes 3 semanas
Novedades the breeders The Breeders agenda su primer disco en diez años 3 meses 1 semana
Artículos Recuento vanguardia 2017 Recuento vanguardia 2017: los sonidos de la tribu 3 meses 3 semanas
Discos Metz Strange Peace 4 meses 1 semana