Se encuentra usted aquí

Quantum

Quantum

Quantum

Miércoles 11 Julio, 2007
2007. SPV/InsideOut Music
 
Después del fenomenal “MoonBabies” de 2002, nadie imaginó que este explosivo combo de fusión, progresivo y metal, se tomaría tanto para un receso. Es más, muchos ya habían puesto a Planet X en esa extraña categoría de recuerdo, de memoria, en la que el nombre de Derek Sherinian, tomaba peso entre su propia carrera y la de ser miembro de la banda de Alice Cooper.
 
Según cuenta el mito urbano, la idea de Planet X era que el tecladista demostrara su gran capacidad instrumental: esa que fue blanco de críticas permanentes de sus detractores cuando estuvo en Dream Theater. Pero eso es harina de otro costal. Lo de este comentario se relaciona con el regreso de Planet X al escenario discográfico, con su cuarta entrega titulada “Quantum”. Hay varios hechos que marcan, no obstante, la edición de este disco. El primero, tiene relación con la salida de Tony MacAlpine, dejando las guitarras en manos de invitados. El segundo, en cambio, es que por primera vez el dúo de Sherinian con el eximio baterista Virgil Donati, cuenta con un bajista estable: el inglés Rufus Philpot.
 
Teniendo en cuenta que una de las marcas del sonido de Planet X es el del virtuosismo llevado al extremo, aunque matizado por secciones melódicas que conducen las composiciones, la salida de MacAlpine pudo ser un desastre total, si es que los reemplazantes no hubiesen sido guitarristas del peso de Brett Garsed y del mítico Allan Holdsworth. Con esto, Planet X no pierde ni un ápice; es más, gana en sentido melódico, en peso, en composición.
 
Esto queda demostrado desde el inicio del cedé con ‘Alien Hip Hop’, que parte con un teclado muy sinfónico, para luego caer en el juego musical tan típico de la banda, de la mano de la siempre compleja batería de Donati. Cabe destacar que, para “Quantum”, el baterista es el compositor de casi todos los temas, lo que da a entender que Planet X siempre fue un esfuerzo más colectivo que el vehículo creativo de Sherinian.
 
‘Desert Girl’, track que sigue, es el manifiesto de la aseveración, además de ser uno de los puntos altos del álbum. El trabajo de Donati, Sherinian y el inglés Philpot es soberbio, más aún si consideramos que, para las guitarras, es el maestro Allan Holdsworth el que nos muestra pinceladas de su siempre distinguible sonido. Una delicia de corte, que se pasea entre la fusión más extrema y el progresivo instrumental más clásico.
 
En la misma veta, pero con un sonido más “metal”, aparece ‘Matrix Gate’. Destacar los quiebres constantes de Donati en la batería es, a estas alturas, un recurso agotado. El australiano es verdaderamente un pulpo humano, golpeando todo. También hay que destacar el rol de Sherinian, que hace muchas más atmósferas, utilizando su set de teclados como guitarras, en ocasiones, y el soporte rítmico de Philpot en el bajo, un verdadero virtuoso. Lo mismo acontece en ‘The Thinking Stone’, otro temazo.
 
‘Space Form’ es, por lejos, lo más pesado que tiene esta placa. Las guitarras a cargo de Brett Garsed no hacen más que colocar todo el sonido “metalero” del corte, que se quiebra en el solo majestuoso de Sherinian en los teclados; ‘Poland’ se acerca a los terrenos de la fusión, con Sherinian y Donati generando múltiples quiebres entre el fraseo inicial, que dan paso a una sección más progresiva. Una composición que varía muchas veces, lo que en cierto sentido puede resultar agotador, pero que se entiende en el  contexto de Planet X.
 
De la misma forma transitan ‘Snuff, con fraseos por doquier, ‘Kingdom of Dreams’, corte de características más modernas, lo que añade frescura y vitalidad a esta nueva entrega y el último tema, llamado ‘Quantum Factor’, que se pasea por diversos estilos, todos conducidos por estos soberbios instrumentistas y compositores.
 
Fácilmente se podría caer en la tentación de mencionar esta entrega de Planet X como plana, sin muchos condimentos que añadir a la propuesta inicial del grupo. Sin embargo, hay un factor que predomina en estos 50 minutos de la más compleja música fusión instrumental, y es el sentido de la melodía en las composiciones.
 
Así es. Porque si bien hay lucimientos personales de todos los que participaron en el disco, además de los ya notorios y privilegiados quiebres de ritmo que propone Donati en su batería, las composiciones se enmarcan dentro de un rígido patrón que estructura y encauza a las composiciones. Además, el hecho de que Sherinian no utilice a Planet X sólo como una muestra de su virtuosismo, sino que también, para generar atmósferas y líneas de contrapunto e intensidad dentro de los mismos temas, hacen que “Quantum” sea un disco muy bien logrado, que los fans de la banda, sin duda sabrán apreciar. Un buen regreso para tener en cuenta en este año de grandes lanzamientos.
 
Felipe Kraljevich M.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Sons of Apollo Sons of Apollo preparan su gira sudamericana con esta canción en español 2 meses 3 semanas
Videos Sons of Apollo Alive 3 meses 3 semanas
Videos Black Country Communion The Cove 4 meses 1 semana
Novedades Sons of Apollo Sons of Apollo realizará gira por Latinoamérica en abril 4 meses 4 semanas
Discos Sons of Apollo Psychotic Symphony 6 meses 2 semanas