Se encuentra usted aquí

Quantum Gate

Quantum Gate

Quantum Gate

Tangerine Dream
Martes 17 Octubre, 2017

2017. Kscope

Cuando grandes líderes de bandas históricas como Daevid Allen de Gong, Freddie Mercury de Queen o el mismo Edgar Froese de Tangerine Dream dejan este mundo, lo lógico es pensar que los proyectos llegaran a su fin. Sin embargo, en estos casos nombrados y en muchos otros, las cosas no han sido de este modo, pues los grupos han seguido creando y editando música, pese a la ausencia de estos líderes, sin duda, irremplazables. Se trata de artistas que han fundado un nuevo canon musical y su visión del sonido se puede continuar recreando, pese a que sus cuerpos estén ausentes, pues la inspiración y el legado siguen inalterables. Esto último es aún más patente en éste, el primer álbum de Tangerine Dream sin Froese, pues la banda trabajaba en el disco cuando el fundador falleció inesperadamente, en enero de 2015.

“Quantum Gate” fue editado el 29 de septiembre, celebrando los 50 años de la fundación de la banda en 1967 en Berlín, luego de que Froese colaborara en performances del pintor surrealista español, Salvador Dalí. De ahí en adelante, la historia es conocida. Tangerine Dream definió la electrónica en el mundo contemporáneo con una impresionante amplitud, que va desde las músicas espirituales usadas para la meditación, pasando por el progresivo más electrónico, hasta llegar a la música bailable, solo por nombrar tres tendencias que le deben toneladas a Froese y compañía. Discos como “Electronic Meditation”,  “Alpha Centauri”, “Phaedra”, “Rubycon” o “Force Majeure” -solo por nombrar algunos de una discografía que incluye cientos de registros-, son elementales para la música actual.

La labor creativa de “Quantum Gate” comenzó en 2014 con la banda integrada por Froese, Thorsten Quaeschning, Ulrich Schnauss y Hoshiko Yamane, con la idea de hacer un trabajo que recordara la influyente etapa de los 70 y 80 de Tangerine Dream, con temáticas tomadas de la física cuántica y la filosofía. De ahí, por supuesto, el nombre del disco. Recordemos que en sus décadas de trayectoria, TD pasó por varios períodos, por ejemplo, incorporando a la electrónica cósmica pura y dura de sus inicios, elementos de la electroacústica, la música docta, la vanguardia y la música étnica, en una constante evolución de su propuesta. Mientras estaban construyendo el álbum, Froese falleció y parecía que el proyecto quedaría en nada. No obstante, los tres miembros restantes decidieron pedir a la esposa del frontman, Bianca Froese-Acquaye, que les permitiera continuar con el trabajo musical, asegurando que se mantendría la visión que el fundador tenía para el disco. Desde el principio “Quantum Gate” estaba pensado como el segundo volumen de la serie “The Quantum Years”, que había comenzado en 2015 con el EP, “Quantum Key”.

“Quantum Gate” fue grabado en Viena y Berlín, mezclado por los actuales miembros del grupo Quaeschning y Schnauss; y masterizado por Birgir Jón “Biggi” Birgisson, importante ingeniero que ha trabajado con Sigur Rós, Spiritualized y Björk, entre otros. La responsabilidad no era menor, pues los restantes miembros de Tangerine Dream debían a estar a la altura de un desafío gigante: preservar la música del líder espiritual y creativo de la banda y fundador de todo un género musical: la electrónica. Quizás lo más llamativo del disco, es que la banda se atrevió a volver a sus orígenes, a su esencia electrónica profunda, presente, sobre todo, en sus primeros trabajos. De este modo, “Quantum Gate” está conectado profundamente con la historia musical de Tangerine Dream. 

Son nueve composiciones que hacen honor a la kosmische musik: un LP rico en capas de sonidos creados con sintetizadores y secuenciadores, como es el caso de la apertura ‘Sensing Elements’. Una pieza extensa que es la quintaesencia de la música de los alemanes. Pasajes místicos y pulsos hipnóticos, en los que se entrecruzan sonoridades artificiales y orgánicas, para ir tejiendo esa urdimbre sonora, marca registrada de los germanos. Quaeschning, el líder natural de los actuales TG y el sucesor de Froese, supo imprimir al nuevo disco esa cualidad espiritual de los teutones, construida con mantos de sonidos superpuestos y detalles sonoros de gran minuciosidad. Es el caso de composiciones memorables, como ‘Tear Down The Grey Skies’ o ‘Non-Locality Destination’. Los ritmos robóticos y continuos, son ejecutados con precisión en ‘Roll The Secen Twice’, mientras que ‘Granular Blankets’ es más contemplativa y espacial. Por su parte, ‘Genesis Of Precious Thoughts’ combina los sonidos tecnológicos con el clásico del violín, a cargo de Yamane.

Aunque la impronta musical de “Quantum Gate” se basa en el sonido clásico de TD, tampoco es un trabajo de la densidad de álbumes como “Zeit” o “Atom”, sino que constantemente encuentra un equilibrio entre lo lúdico y lo espeso, entre lo cerrado y lo abierto. Sin ir más lejos, el tema ‘It Is Time to Leave When Everyone Is Dancing’ es la versión de la música bailable que Tangerine Dream tiene en el siglo XXI: una interesante, agradable y no invasiva, como mucha de la electrónica superficial que se hace en nuestros días. Pese a la muerte de Edgar Froese, la leyenda alemana se mantiene vigente, con un extraordinario disco que suena completamente actual, sin traicionar su legado.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Tangerine Dream Especial de Tangerine Dream en Rebelión Sónica 32 1 mes 4 días
Videos Tangerine Dream Tear Down the Grey Skies 1 mes 2 semanas
Novedades Rock alemán Escogen los mejores nombres del rock progresivo alemán 5 meses 3 semanas
Novedades Tangerine Dream Tangerine Dream anuncia nuevo álbum para septiembre 6 meses 1 semana
Novedades Estos son los discos que se publicarán en el 2017 10 meses 3 semanas