Se encuentra usted aquí

Carl Palmer: regreso a los orígenes

Carl Palmer: regreso a los orígenes

El legado de una de las agrupaciones más trascendentes del rock progresivo
Carl Palmer: regreso a los orígenes

La Batuta. Viernes 01 de junio de 2018.

Carl Palmer, la “P” del súper trío que formó junto a Keith Emerson y Greg Lake. Uno de los mejores bateristas del rock progresivo. Todo eso es de amplio conocimiento. Entonces, ¿cuál sería la novedad de una nueva visita del músico inglés a nuestro país? Tan simple y contundente a la vez como el “legado”, la revisión de su propia historia y de una obra que hasta hoy es trascendente y fundamental. 

Los asistentes al íntimo show en La Batuta (esta vez, efectivamente un espectáculo “íntimo”) comprendieron la propuesta como tal, ya que todos esperaban escuchar los emblemas de ELP más algunas sorpresas. Y así fue, con un sólido despliegue en escena, escoltado por sus dos compañeros de ruta en los últimos años: el guitarrista Paul Bielatowicz y el bajista Simon Fitzpatrick. Una batería imponente (con doble bombo incluido), guitarra eléctrica, bajo y Chapman Stick: comienza la función. 

Desde el primer momento queda en evidencia – nuevamente – el fanatismo nacional por el rock progresivo: la audiencia vitoreando de forma permanente el desplante de Palmer, quien (pequeño detalle) está tocando de manera fenomenal, equivalente a los tiempos dorados de ELP, utilizando todos los recursos de la batería de forma sólida, con precisión y un sonido inconfundible. Sus acompañantes no son la excepción: Bielatowicz es uno de los protagonistas, no sólo por su ejecución perfecta, sino también por la conexión que mantiene con el público, mientras que Fitzpatrick presenta una imagen más reflexiva, preocupado de todos y cada uno de los detalles de su interpretación. 

Y lo más importante, las canciones, la obra imperecedera y el espíritu de Emerson & Lake, que está presente durante todo el espectáculo. Por cierto, los recuerdos que cuenta Palmer son constantes. Así aparecen clásicos como ‘Karn Evil’, la enorme ‘Tank, Knife Edge’, e incluso dos de los mayores éxitos del grupo: ‘Lucky Man’ (coreada por todos, obviamente) y ‘From The Beginning’, íntegramente ejecutada por Fitzpatrick en el Chapman Stick. 

¿Los mejores momentos? La inspirada interpretación de ‘Trilogy’ (sin los teclados de Emerson también es posible), ‘Fanfare for the Common Man’ (con un espectacular solo de Palmer), una excelente transcripción para guitarra de dos obras de Debussy – ‘Arabesque’ y ‘Claro de Luna’ – y la gran sorpresa de la noche: una potente versión de ‘21st Century Schizoid Man’, la obra magna de King Crimson, que se instaló como el mejor homenaje al amigo Greg Lake. ¿Lo peor? Una extraña versión del ‘O Fortuna’ de Carmina Burana, virtuosismo injustificado sin mayor sustento. 

En síntesis, un show entretenido, con instantes memorables y principalmente, grandes canciones. Un homenaje al propio legado, sin soberbia ni indulgencia, y un regreso a las raíces que demuestra que lo principal se encuentra “desde el comienzo”. 

Emilio Garrido R. 
Fotos: Peter Haupt H

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Playlist: 14 de febrero, día de los enamorados 4 meses 5 días
Novedades Playlist: La lista de espera del Rock & Roll Hall of Fame 6 meses 1 semana
Novedades Greg Lake El mundo del rock sigue de luto: Falleció Greg Lake 1 año 6 meses
Novedades Emerson, Lake & Palmer Re-editan nuevas versiones de los tres primeros discos de EL&P 2 años 3 semanas
Novedades Keith Emerson, Greg Lake Greg Lake se despide de Keith Emerson 2 años 3 meses